Yoga facial: rejuvenecer es más fácil de lo que imaginas

hacer yoga facial

Acudir al gimnasio es una práctica que se ha vuelto habitual en la sociedad de hoy día. Mantenernos fuertes y sanos y además lucir un tipo de infarto nos encanta, por eso intentamos hacer ejercicio de forma diaria. Y entre todas las actividades el yoga tiene gran popularidad. ¿Pero y si te decimos que todavía hay formas de practicar yoga que no conoces? ¿y si te hablamos del yoga facial para rejuvenecer? Mucha atención porque esto te va a interesar.

El deporte es muy positivo para nuestros músculos y músculos tenemos en todo el cuerpo, incluso en la cara. Al igual que los del cuerpo estos músculos necesitan ejercicio para mantenerse sanos. Como bien se dice, la cara es el espejo del alma y es precisamente aquí donde se refleja el cansancio o el estrés. ¿Te gustaría rejuvenecer y cuidar tu rostro? Pues no tienes de qué preocuparte, hoy vamos a enseñarte una técnica específica para ello: el yoga facial.

Yoga facial, grandes ventajas

Esta nueva modalidad de yoga está basada en las técnicas habituales que se llevan a cabo para mejorar la musculatura corporal. Pero en nuestro rostro tenemos concentrados más de 45 músculos, por lo que los cuidados son más que necesarios sobre todo si empezamos a cumplir años.

Gracias al yoga facial nuestra cara lucirá con una mejor luminosidad y además nos ayudará a aliviar tensiones. Recuerda que esta práctica es muy relajante y si funciona para el resto del cuerpo imagínate lo que puede ayudarnos en el rostro. En cuanto a la relajación, hay que decir que desde hace mucho tiempo el yoga fue inventado para liberar esa ansiedad y el estrés que acumulamos diariamente. Es común conocer a personas con dolencias de espalda que sin darse cuenta también pueden sufrir dolores en su cara. Por suerte, el yoga facial ayuda a reducir las molestias tanto como el yoga normal ayuda a regular la espalda. Realizar esta actividad mejorará la circulación en nuestro rostro, eliminará esas arrugas que no nos gustan y en algunos casos evitará la flacidez.

Para llevar a cabo el yoga facial tan solo necesitaremos 15 minutos al día en los que realizaremos una serie de ejercicios que mejorarán notablemente el aspecto de nuestra cara. Las actividades son muy sencillas, dado que al fin y al cabo todo el mundo sabe hacer muecas y este tipo de yoga es algo similar.

Un último apunte que debes tener en cuenta es que debemos controlar muy bien la respiración mientras realizamos los ejercicios. Siempre tiene que ser pausada y relajada para así acabar con ese estrés tan molesto. ¿Te gusta la idea del yoga en la cara? Entonces no lo pienses más y apúntate a esta moda y para que vaya conociendo un poco más en qué consiste a continuación te explicamos algunos ejercicios básicos para que lo pongas en práctica cuanto antes.

Eliminar la arruga del labio superior

Seguro que más de una vez te has quedado mirando esa pequeña arruga que se hace entre la nariz y el labio superior. No es que se note mucho, pero a medida que nuestra edad avanza cada vez se ve más acusada. Eliminarla es muy fácil. Lo que tienes que hacer es inflar los mofletes de aire y mientras lo haces tocar con suavidad esa zona. El movimiento del dedo debe ser en zigzag

Relajando los pómulos

Aunque no te lo creas, los pómulos son una de las zonas de la cara que más tensión acumulan. Con el yoga facial los relajarás rápidamente. Pon tus manos sobre la parte inferior de los pómulos y haz movimientos de desplazamiento hacia las orejas. También aquí tendrás que repetir el ejercicio varias veces. No seas brusca: siempre hazlo con suavidad.

rejuvenecer con el yoga

Estiramiento del rostro

Este es uno de los ejercicios que más nos gusta, ya que consiste en abrir y cerra la boca en repetidas ocasiones simulando una cara de asombro. Si te haces selfies con tus amigas y sueles aparecer haciendo muecas el estiramiento de cara te va a encantar .

Los párpados también sufren

La parte superior de los párpados es una zona muy delicada y en ella se acumula también muchísima tensión. Con un buen masaje todo se cura y eso es precisamente lo que te proponemos con este ejercicio: relajar esta parte de la cara. Para ello coloca tus dedos encima de las cejas y luego realiza un movimiento en forma de V que se dirija hacia la frente. Ya verás cómo te relajas.

No te olvides de la frente

Si hemos dicho que los párpados sufren a la frente le pasa lo mismo. Aquí se nos presentan dos problemas. Por un lado las tensiones que acumula y por otro las arrugas. Por tanto tendremos que llevar a cabo un ejercicio que relaje y a la vez estire nuestra piel. ¿Cómo lo hacemos? Pues colocando las manos sobre la frente y estirándola hacia los lados exteriores de la misma. Recuerda que este movimiento de yoga facial debes hacerlo pausadamente y repetirlo cinco veces.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz