Yoga: algunas posiciones -o asanas- básicas para practicar a diario

Ya hemos hablado en Vitadelia del yoga

, y de sus múltiples beneficios: esta técnica milenaria se basa en la búsqueda del equilibrio energético y del cuerpo en su conjunto, donde la respiración juega un papel esencial.  Compartamos en este post cinco posturas o asanas básicas de yoga, esta técnica ancestral originaria de la India y que tanto se practica hoy en día.

La idea es que realices estas asanas de la manera más tranquila y consciente posible, prestando asimismo atención a tu respiración, y haciéndolo de forma pausada y profunda.

*Tadasana. De pie, con los pies paralelos pero ligeramente separados uno del otro, hasta que notes una posición estable. Mira hacia el frente, con la columna recta. Fíjate que los brazos y dedos estén estirados hacia el suelo. Relaja los hombros. Aunque parezca una posición pasiva, el quid de la postura pasa por mantenerse en ella concentrado y con plena conciencia en la respiración.

*Urdhva Hastasana. Inhala y lleva los brazos hacia arriba sobre tu cabeza. Se trata de un ejercicio básico para el estiramiento (quizás lo hayas hecho por la mañana al despertarte, sin saber que se trataba de una asana). Ayuda a estirar y a mantener en alineación la columna, al tiempo que abre los chakras o centros energéticos.

*Uttanasana. De pie, exhala y dobla el torso en dirección a las piernas, hacia adelante. Relájate y deja que la cabeza cuelgue. Luego de manera lenta endereza las piernas. Estira los brazos e intenta ponerlos detrás de los tobillos. Estiramiento y relajación, dos en uno.

*Malasana. Con el auxilio de una colchoneta, lleva los pies hasta su borde y dobla las rodillas. Es decir, ponte de cuclillas. Esta posición en muy natural en los niños pero cuando se es grande se pierde dicha habilidad y la flexibilidad que conlleva. Malasana es de gran ayuda para las caderas ya que permite contrarrestar los efectos de sentarse por largas horas en las sillas de la oficina o en el auto.

*Paschimottanasana. En posición sentado, exhala. Trae tu torso sobre tus piernas, es decir, haciendo con tu espalda una curva hacia adelante. Trabaja el estiramiento de tu columna vertebral en cada inhalación y profundiza el movimiento con cada exhalación.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz