Wiiitis, una nueva lesión siglo XXI

wiiitis

Se la conoce como “Wiiitis“, y como bien puedes deducir de su mismo nombre está relacionada con una de las consolas de videojuegos más conocidas actualmente, la “Wii” de Nintendo.

Si pensaste que al no practicar deportes intensos estabas salvado de las lesiones, y por ello también te habías refugiado en los desafíos virtuales y en lo más cómodo de tu cuarto, de la mano de los videojuegos, te equivocaste.

Hace tiempo se viene hablando de los beneficios que estos juegos pueden también tener sobre las personas: pueden ayudar a la concentración, además de ser divertidos y de mantenernos también, de algún modo, “activos” -pero, cuidado, también pueden ser adictivos-.

Lo cierto es que desde ese abuso de estos videojuegos también pueden generarse problemas, la “wiiitis” o lesión típica provocada por el uso excesivo de estas consolas.

“En los últimos meses hemos visto un aumento de las lesiones producidas por este tipo de videojuegos, de ahí la palabra Wiiitis. Como mayoritariamente la responsabilidad de la partida recae en el brazo que sujeta el mando, son los problemas en el codo, en el hombro y en la mano los más frecuentes”, explicó María Almansa, del Colegio de Fisioterapeutas de Castilla- La Mancha.

“Aunque también se dan esguinces de tobillo en personas que se caen de la tabla (necesaria para jugar a Wii Fit) sin darse cuenta o, incluso molestias de espalda”, contó la experta.

El término Wiiitis (el sufijo ‘itis’ significa inflamación) ha sido utilizado por primera vez por un español, Julio Bonis, quién dirigió una carta a la revista New England Journal of Medicine en el 2007 sobre este problema y, desde entonces, se ha popularizado.

En 2008, especialistas de la Clínica Mayo (de los Estados Unidos) mostraron mediante imágenes de resonancia magnética un caso de ‘Wiiitis’ en un paciente sano de 22 años, que acudió con dolor intenso en el hombro y el brazo izquierdo. La culpa la tenía la partida de bolos virtual que había jugado en la consola.

Según se sabe ahora jóvenes de distintos países han vivido situaciones similares a ésta, y cada vez son más frecuentes. “Desde entonces es habitual escuchar a alguien con Wiiitis, Wii-elbow (codo de Wii) y otros trastornos parecidos”, indicó el doctor Isaac del Real, vocal del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía, España.

El perfil del paciente que acude a consulta con este tipo de molestias es de jóvenes de entre 30 y 35 años, que corresponde precisamente al del individuo que más horas pasa con este entretenimiento.

El principal problema, según los propios afectados, es que como, aunque obligue a moverse el juego no cansa mucho, se puede estar varias horas forzando el músculo sin que uno de real cuenta de ello.

Tanto Almansa como del Real explicaron que “las lesiones dependen del tiempo de juego y del estado físico de la persona, ya que no es lo mismo alguien que hace deporte habitualmente que otro que de buenas a primera se pone a jugar como un loco sin estar acostumbrado”.

Las lesiones causadas por la Wii son, según los especialista, de la misma naturaleza que las que se producirían si se realizara la actividad física real. Es decir, codo de tenista, lumbalgias, tendinitis y molestias en las muñecas, entre otras varias.

En cuanto al tratamiento, también es el mismo que se aplicaría si se hubiese producido la lesión en una pista de tenis o en un campo de golf y puede ir, dependiendo de la gravedad, desde tener que hacer reposo hasta tener que tomar antiinflamatorios y analgésicos o, incluso, necesitar rehabilitación.

“Al igual que cualquier deporte, este tipo de juegos requiere un calentamiento y un estiramiento previo y un estiramiento y un calentamiento posterior. Es la mejor manera de evitar este tipo de problemas“, recomendaron desde el Colegio de Fisioterapeutas de Castilla La Mancha. Asimismo, “es necesario llevar ropa cómoda y hacer un descanso de 10 minutos cada hora de juego”, detallaron.

El riesgo de lesión existe porque “mientras en un deporte real, como por ejemplo el tenis, la energía se disipa al dar el golpe a la bola, en el caso de la Wii la energía no puede salir con el golpe, porque es al aire, y entonces se acumula en la articulación y los tendones. De ahí las tendinitis“, concluyó Isaac del Real.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz