Vitamina E, para frenar el deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer

Vitamina E, para frenar el deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer 1

Un nuevo estudio realizado en los Estados Unidos, ha concluido que la vitamina E tendría efectos positivos sobre las funciones cognitivas y que ayudaría a retrasar moderadamente el avance del Mal de Alzheimer, suministrada en altas dosis.

Según se publicó en la revista JAMA, una cantidad alta de esta vitamina frenaría el declive cognitivo en los estadios precoces de esta enfermedad. De todos modos, y aunque sus resultados parecen alentadores, los investigadores aseguraron que aún se requiere más estudios.

El trabajo se realizó sobre 613 veteranos estadounidenses, con diagnóstico de demencia tipo Alzheimer y un tratamiento con inhibidores de la colinesterasa (el fármaco de elección en los primeros estadios del mal, al menos en los Estados Unidos).

En concreto, se pudo demostrar que la administración de alfa tocoferol (vitamina E) retrasa frente a placebo la progresión clínica de la enfermedad de Alzheimer en un 19 por ciento en pacientes en estadios leves, lo que se traduce en un retraso de 6,2 meses en el declive cognitivo.

No es el primer estudio que habla de estos beneficios, de hecho, hasta hace unos años se recomendaba un mayor consumo de vitamina E en estas personas, hasta que un metaanálisis publicado en 2005 alertó sobre los posibles efectos adversos: más riesgo de síncope, de caídas, entre otros.

Lo cierto es que ya se conocía que la vitamina E, potente antioxidante,  podía frenar el deterioro cognitivo, algo con lo que coincide el presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca), Antonio Villarino, que ha señalado que este hallazgo no “es nuevo“.

Villarino explicó asimismo que el alfa tocoferol está presente en semillas vegetales y frutos secos pero también se vende en pastillas, algo que sería interesante si se quisieran llevar a la práctica las conclusiones del estudio publicado en JAMA.

Porque, como resalta Ruiz, la dosis de vitamina E que se utilizó en el estudio, 2.000 unidades internacionales al día (IU/d), es 100 veces superior a la diaria recomendada de este nutriente. “No se trata de cubrir un déficit, sería administrarla como fármaco“, comentó el experto.

Así, el especialista comentó que el estudio dirigido por el investigador de la Universidad de Yale Peter Guarino tiene un triple objetivo: demostrar la seguridad de la vitamina E, estudiar la eficacia de un fármaco aprobado para las fases avanzadas de Alzheimer en las fases más precoces y saber si la vitamina E realmente sirve para retrasar el declive cognitivo en estos pacientes.

Según los resultados de la investigación, los autores demuestran que el producto es seguro, rechazan que el fármaco para el Alzheimer (memantina) se deba ampliar a etapas más precoces de la enfermedad y muestran cierta eficacia de la vitamina E.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz