Vinoterapia, trucos caseros para aplicarla

Trucos para la vinoterapia

¿Os han dicho alguna vez que la vinoterapia puede ser muy útil para vuestra belleza personal? Son muchas las partidarias de esta técnica que nos permite estar fantásticas de una manera sencilla, sin tener que introducir en nuestra rutina caras cremas u otros productos de apoyo. Hay famosas del mundo del cine y la televisión, como la actriz Teri Hatcher, conocida por su papel en Mujeres Desesperadas (y antiguamente en Lois & Clark: Las nuevas aventuras de Superman, de donde seguro que la recordáis), que se manifiestan como unas grandes entusiastas del uso del vino para concentrar sus tratamientos personales de belleza. Nosotros vamos a daros algunas ideas con vino que se han comprobado como grandes soluciones para nuestro cuerpo.

Vinoterapia con un buen baño

Esto es lo que le encanta a la actriz que hemos mencionado. Aunque hay algunas compañeras de trabajo que no entienden cómo puede hacer este tipo de tratamiento por lo raro que resulta, Hatcher siempre ha hablado muy bien de lo positivo que es para su cuerpo disfrutar de un baño con vino. Si estás interesada en probarlo debes saber que no es necesario que gastes 30 o 40 botellas de vino para llenar la bañera. En realidad puedes llenarla con agua templada y luego echar una botella de vino para que se produzca la mezcla. Si hubiera que gastar más botellas estaríamos hablando de una técnica de belleza solo factible para las millonarias.

¿Por qué resulta beneficiosa esta técnica de belleza con vino? El motivo es la alta presencia en componentes positivos para nuestra piel. El vino actúa como antioxidante (gracias a los polifenoles) y tiene resveratrol. Su acción con la piel favorece a que luchemos mejor contra el envejecimiento y tiene sales minerales que le acabarán dando a la piel un tono brillante y limpio que nos dejará fabulosas.

Pelo más sano con vino blanco

Este truco seguro que no lo puedes dejar de usar desde que lo introduzcas en tus hábitos de belleza. Primero te pedimos que te metas en la ducha y que te laves el pelo de manera normal. Ponte también el acondicionador y cuando hayas acabado haz lo siguiente. Llena una botella de agua de 1 litro y pon dentro una cuchara grande de vino blanco. Agítalo para que se produzca la mezcla y enjuaga tu pelo con el líquido resultante. No te asustes si después de ponerte el vino blanco te da la sensación de que el pelo ha quedado seco. Eso nos pasa a todas, pero debes confiar en el tratamiento, porque poco después apreciarás que el pelo ha quedado mucho mejor de lo que estaba. Estará más suelto y tendrá un aspecto resplandeciente. Como solo te pedimos que uses una cuchara de vino blanco puedes deducir que se trata de un truco casero bastante barato.

Terapias con vino

Cara formidable

Seguro que habéis oído hablar de mil y una técnicas para que vuestra cara esté fabulosa en todo momento. Las mascarillas y las infusiones siempre ayudan, ¿pero y si la preparamos con vino? Eso es justamente lo que queremos que probéis. Solo tenéis que preparar una infusión con vino blanco y luego utilizarla para ponérosla en la cara por las mañanas. Lo que hará este sistema es que vuestra piel esté mucho más suave y lujosa, ayudando a que escapéis de forma más útil de la marcas del paso del tiempo.

También podéis preparar una mascarilla. Es un poco más compleja, pero los efectos son igualmente beneficiosos. La receta es la siguiente:

  • Busca un recipiente en el que puedas hacer una mezcla
  • Pon cinco cucharas grandes de vino tinto (no importa la marca ni el tipo)
  • Ahora en ese mismo recipiente pon dos cucharas grandes de miel
  • Mezcla con buen ritmo y asegúrate de que los dos ingredientes se han combinado hasta haber formado una masa espesa

Ahora que ya tienes la mascarilla, ponla en la cara y extiéndela hasta que esté toda cubierta. También te recomendamos que cubras el cuello, porque siempre nos interesa asegurarnos de que se mantiene joven y firme. Con la mascarilla puesta nos ponemos el cronómetro y esperamos un máximo de 20 minutos (unos 15 ya es suficiente, pero depende de si queréis apurar un poco más) y luego nos aclaramos. Después podemos continuar con la rutina de belleza diaria que solamos hacer, con nuestras cremas y productos favoritos.

Constancia y dedicación

Las terapias de belleza con vino son muy eficientes, pero requieren que seamos constantes. Cada uno de los tratamientos tiene un proceso propio y unos periodos en los que debemos seguir usándolos. Es importante que seamos constantes en cada uno de ellos. La mascarilla es recomendable que nos la pongamos ocho veces al mes de manera espaciada, mientras que el tratamiento capilar se debe aplicar cada vez que nos duchemos. Sin constancia no conseguiremos que la vinoterapia funcione, así que tengamos siempre una o dos botellas en casa guardadas para que las utilicemos de forma habitual cada vez que lo necesitemos. Si a Teri Hatcher y compañía les funciona, está claro que a nosotros también nos puede venir bien.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz