Verano y piscinas: mayor riesgo de cistitis

Verano y piscinas: mayor riesgo de cistitis 1

Las infecciones urinarias o cistitis son muy frecuentes, más de lo que parece: se estima que al menos una de cada cuatro mujeres ha sufrido una cistitis una o más veces en el último año. El aumento de los baños en lugares públicos incrementa el riesgo de infección urinaria durante la temporada veraniega. En este post de Vitadelia recordamos un poco sobre esta afección y sobre cómo evitarla.

Los expertos recomiendan, básicamente, beber abundante agua, cuidar la dieta y la toma de preparados específicos para prevenir las recaídas.

Qué es la cistitis

Básicamente, es una infección de las vías urinarias ocasionada por el ingreso y proliferación de bacterias en la vejiga, que se adhieren al tracto urinario y provocan inflamación y dolor.

La mayor parte de estas infecciones son causadas por la bacteria Escherichia coli (E. coli) que puede proliferar por una alteración de la flora vaginal, por humedad, mal uso de antibióticos o bien por retención urinaria, entre otros posibles factores desencadenantes.

Las mujeres, más propensas

Si bien tanto hombres como mujeres pueden padecer de cistitis, las segundas, por sus características físicas, son más propensas. Esto se debe a que su uretra es más corta, lo que facilita el paso de las bacterias desde la vagina a la vejiga. Además, si bien la cistitis se puede dar a cualquier edad, entre los 20 y los 30 años suele ser más común, y a partir de los 50 años.

En el caso de las mujeres, esto se debe sobre todo a la mayor frecuencia de relaciones sexuales en el primer grupo, ya que es uno de los principales factores de riesgo de infecciones urinarias, y a los cambios asociados a la menopausia en el segundo”, explicó al respecto el doctor Manuel Fernández Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual (IMS) y jefe de sección del Servicio de Urología del Hospital Universitario del Henares.

Prevención

Los síntomas más comunes, y que primero surgen, ante una infección urinaria son picor o escozor, las ganas constantes de ir al baño y molestias o dolor al orinar.

La prevención se basa en beber al menos un litro de agua al día (o más), evitar las bebidas carbonatadas, cambiar el bañador mojado al meterse al agua o la piscina, buena higiene diaria, orinar cada dos o tres horas antes y después de tener relaciones sexuales, y utilizar jabones neutros.

Así también, mejor será evitar el uso de ropa muy ceñida y se podrá recurrir a la tomar de preparados farmacéuticos de arándano rojo americano, pequeña fruta conocida por sus beneficios ante estos cuadros infecciosos. En caso de que sea recurrente, lo mejor será entonces concurrir a una consulta médica con un profesional.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz