Verano y sol: los beneficios de la luz solar sobre el cuerpo

protector-solar1

Ya en verano, el sol es de lo más tentador: si bien siempre habrá que tener cuidado y exponerse con protección, el sol también tiene sus beneficios.

Los rayos solares incrementan la liberación de endorfinas -también conocidas como hormonas del bienestar-, lo que provoca en el organismo una sensación similar a ciertas sustancias adictivas, de aquí podría explicarse porqué muchas personas parecen no tener nunca suficiente.

Esta información podría servir como un medio valioso de educar a las personas para que reduzcan la excesiva exposición al sol, con el fin de limitar el riesgo de cáncer de piel, así como el envejecimiento prematuro de la misma que se produce con la repetida exposición al sol“, dijo el autor principal del estudio, David Fisher, del Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Harvard (Estados Unidos).

Pero más allá de ello, el sol, tomado en su justa medida, es positivo para el cuerpo y el organismo. Te proponemos repasar algunos de estos puntos positivos.

Vitamina D

El sol es fuente principal de vitamina D, ya que los rayos solares promueven la síntesis de esta vitamina en el organismo. Este nutriente, presente en pocos alimentos de manera natural, es esencial para la calcificación de los huesos y dientes, ya que contribuye a que el cuerpo pueda absorber el calcio que necesita.

Existe también cierta evidencia que relaciona la vitamina D con la prevención de algunos tipos de tumores, como el de mama.

Recuerda: para sintetizar la cantidad necesaria de vitamina D, el cuerpo debería exponerse entre 10 a 15 minutos a la luz solar, lal menos unas tres veces a la semana.

Músculos y sistema inmune

Como bien explica la Academia Española de Dermatología y Venereología, entre los principales beneficios del sol se cuenta el de mejorar el tono muscular y el aumento de la resistencia en general.

Además, el sol mejora la respuesta inmunológica, al aumentar la cantidad de glóbulos blancos y linfocitos en sangre, reduce la incidencia de infecciones en el organismo.

También está comprobado que el sol ayuda al sistema cardiovascular, al proceso respiratoria en general y estimula las terminaciones nerviosas.

Presión arterial

La luz solar ocasiona una dilatación de los vasos sanguíneos superficiales e incrementa así la circulación de la sangre en la piel, lo que reduce los valores de la presión arterial.

Colesterol

Los niveles de colesterol también tienden a normalizarse durante los meses de verano: una posible explicación es que en esta época del año, la gente realiza más actividad física, y se suele consumir más frutas y verduras frescas.

Pero también sucede que la luz solar es necesaria para metabolizar el colesterol, lo que ayuda también a disminuir sus niveles en la sangre.

Piel

Si bien es esencial exponerse al sol con protección adecuada, y durante tiempos limitados, también es cierto que la luz solar puede beneficiar a la piel, sobre todo, a las que están afectadas por acné o psoriasis.

Estado de ánimo

No menos importante, el sol mejora el estado anímico, y es relajante, gracias a que propicia la producción de serotonina y endorfinas, sustancias consideradas antidepresivas y relajantes.

La luz solar también ayuda a conciliar el sueño mejor, gracias a sus efectos sobre la melatonina, la hormona encargada de regular los ciclos del sueño.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz