Verano: ¿after sun o hidratante?

Verano: ¿after sun o hidratante? 1

En este momento del año, son muchos los que están en las playas disfrutando del sol, pero para después de la jornada, para cuidar la piel: ¿after sun o hidratante?

Si bien siempre habrá que exponerse al sol con protección solar adecuada (fps 30, 45 o 50), para después del sol, la piel tiende a esta más reseca y deshidratada, por lo que habrá que ayudarla a recuperarse luego.

Primero, vale mencionar que ambas opciones son hidratantes, es decir, tienen el objetivo de combatir la sequedad y de ayudar a a la piel a recuperar su equilibrio de agua. La diferencia fundamental está en que la segunda alternativa (el after sun) aporta además otros componentes calmantes.

La mayoría de estos productos tienen una base de menta que ayuda a calmar los picores y, en ciertos casos también, contienen compuestos antiinflamatorios suaves, como la enoxolona.

Los after sun pueden ser entonces de gran ayuda cuando la piel se ha sobreexpuesto al sol: siempre y cuando no haya ampollas ni quemaduras graves, pueden aliviar y refrescar. Ahora bien, si se presentan quemaduras, habrá entonces que concurrir al médico.

No olvidar que, más allá de comprar un after sun o hidratante, lo esencial será proteger la piel y prevenir: utilizar un producto con protección adecuada, colocarlo una media hora antes de salir de casa para que haga efecto, reaplicar cada dos horas o luego de darse un chapuzón, escoger la sombra cada tanto y evitar exponerse en el horario pico del sol, son las medidas básicas a tener en cuenta.

En cuanto al índice de protección recomendable, por lo general, cuanto más oscura sea la piel de un individuo, menos numeración requerirá. Sin embargo, no es tan importante la diferencia que hay entre el índice 30 y 50 como la adecuada forma de aplicárselo, que deberá ser uniforme, en toda la piel y varias veces al día.

Lo ideal, según las recomendaciones de los expertos, es extender una capa de dos miligramos por centímetro cuadrado en la piel seca media hora antes de la exposición solar y después de cada baño (ya en 2011, la FDA advirtió sobre la exageración de la afirmación resistente al gua). Teniendo en cuenta que casi nadie cumple con la recomendación de las cantidades (tendría que usarse un bote para dos o tres veces), generalmente se aconseja un filtro de 30.

Dado lo complicado que puede resultar aplicarse estas cantidades, sobre todo en los más pequeños, los especialistas recuerdan el formato spray. Es más agradable, más cómodo, fácil de aplicar y su textura facilita la aplicación.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz