Verano, actividades acuáticas y calorías

Deporte en verano

Con el verano a pleno rendimiento todos estamos pensando en realizar actividades acuáticas que nos permitan disfrutar del buen tiempo, de las zonas de playa y de la oportunidad de disfrutar de nuevas experiencias. Pero ya que nos atrevemos con estas actividades no nos viene mal saber qué nos aportan en términos de adelgazamiento. Porque está claro que este tipo de deportes nos pueden ayudar a perder peso al mismo tiempo que nos lo pasamos bien. A continuación hablaremos de las calorías que quemaremos por cada hora de actividad teniendo en cuenta el ejemplo de una persona que pesa alrededor de 60 kilos aproximadamente.

Actividades acuáticas en la piscina

Dividiremos este artículo en varios bloques dependiendo de la cotidianidad de las actividades de las que hablamos. Y no hay nada mejor que comenzar con las más comunes, las que podemos practicar, en realidad, sin necesidad de complicarnos. Con tener una piscina ya podremos poner en práctica estas actividades y así disfrutar del contacto con el agua (algo que nos encanta en verano) y de la oportunidad de perder peso mientras estamos pasando un buen rato. Eso nos lleva a hablar de las sesiones de natación suave. Si nadamos a un ritmo normal estaremos quemando una sólida cantidad de 350 calorías en el plazo de una hora que nos hemos marcado. A lo largo del artículo veréis que algo tan sencillo como nadar puede ser una de las mejores opciones para meternos en la piscina.

Si nuestra experiencia a nado ha alcanzado unos niveles respetables y creemos que podemos pasar del nivel suave al intenso (algo que recomendamos solo en los casos en los que de verdad podamos hacerlo) la buena noticia es que el nivel de calorías consumidas aumentará mucho. Pasaremos de las 350 calorías que hemos quemado con el nado suave a un total de 590 calorías correspondientes al nado intenso.

En el entorno de la piscina también podemos practicar aerobics y gimnasia acuática, lo que nos dará opción de quemar 236 calorías. Y no olvidemos también los deportes de equipo, para lo cual nos vendrá bien si la piscina en la que practicamos es grande y podemos reservarla para una hora de juego privado. En ese caso dos buenas recomendaciones son el waterpolo, con el cual gastamos 540 calorías, y voley acuático, lo que lleva a quemar 324 calorías. De todas estas actividades podéis ver que la primera posición se la lleva el nado intenso, así que ya podéis tomar nota para practicarlo todo lo que podáis.

Deportes más complejos

Nos vamos a un entorno exterior para practicar otro tipo de actividades y deportes acuáticos. En este caso hay algunos que solo podremos realizar si hemos recibido las indicaciones o la formación necesaria. Aún así, también es verdad que la diversión que nos proponen está muy por encima de otras actividades ya mencionadas como, por ejemplo, el nado intenso. Nos referimos al surf, una actividad que le gusta a todo el mundo, pero que requiere entrenamiento. Y lo malo es que en una hora solo quemaremos 177 calorías. El windsurf implica el mismo consumo calórico, mientras que esto ocurre también con la navegación y el buceo.

Bucear en verano

Si queremos aumentar el consumo de calorías tendremos que practicar algo como el kayak, que nos lleva a perder 295 calorías en una hora gracias a los movimientos de fuerza y control que deberemos realizar. Aún más perderemos con con el snorkel, el cual lleva el consumo hasta 310 calorías. Y en este grupo el líder es el esquí acuático, con el cual llegaremos a quemar 324 calorías. Lo bueno es que este tipo de esquí también es muy divertido, así que se combinan los dos rasgos que más buscamos en estas propuestas: que diviertan y que además nos permitan ponernos en forma. Y como añadido, no habíamos mencionado el jet ski, que supone una pérdida de 160 calorías por hora.

Buscar el equilibrio

Teniendo en cuenta lo que consumimos practicando cada actividad lo que deberemos hacer será buscar el punto medio. No podemos pasarnos el verano entero haciendo nado intenso por mucho que sea la actividad que más peso nos ayude a perder. Tendremos que combinarla con otras prácticas y deportes acuáticos. También hay que pensar en lo beneficioso que es combinar actividades que nos cansen mucho (aunque no consumamos tantas calorías), como el surf, y aquellas que están más dirigidas a reconfortarnos y relajarnos mientras hacemos algo distinto, como el buceo. El equilibrio entre todas las actividades será lo que nos ayudará a disfrutar de un verano pleno y satisfactorio en el cual también hayamos ayudado a nuestro cuerpo a perder peso.

¿Qué actividad tenéis pensado practicar vosotros este verano? ¿Os animáis con algo tan distinto como el kayak o tenéis intención de limitaros a las actividades acuáticas que se practican de forma habitual en la piscina? Sea cual sea vuestro caso, esperamos que disfrutéis mucho.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz