Una mejor salud cardiovascular, empieza también por la boca

Repasemos en este post de Vitadelia una serie de consejos básicos para cuidar el corazón y tener una mejor salud cardiovascular informados desde la FDA, la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos.

Vale destacar antes que las enfermedades cardíacas constituyen en este país norteamericano la primera causa de muerte. En América Latina y El Caribe, la Secretaría de Salud de México ha informado, que es responsable del 31 por ciento de los fallecimientos.

Si bien algunos de los factores de riesgo de este tipo de trastornos no pueden controlarse, como los antecedentes familiares o la edad, hay otros que , tales como asegurarse la práctica regular de ejercicio y mantener una dieta saludable y equilibrada.

Para ello, será necesario ser inteligente y tomar buenas decisiones con respecto a los alimentos: aunque no signifique tener que sacrificar totalmente las comidas favoritas, sí requerirá de moderación.

En principio, para saber qué se está consumiendo, se recomienda chequear siempre las etiquetas informativas, según resaltó Barbara Schneema, la directora de la Oficina de Nutrición de la FDA.

Las etiquetas permiten hacer comparaciones entre los alimentos de una manera fácil y rápida, para juzgar qué alimento es el más sano y adecuado, tanto para el corazón como para la salud en general.

En este sentido, la especialista aconsejó tener en cuenta cinco pautas, ya que para cuidar al corazón convendrá elegir los alimentos que tengan: menos grasa, menos sodio (sal), menos colesterol, menos calcio y más fibras.

Las etiquetas tienen una columna en la que se detalla el porcentaje del valor diario recomendado para un determinado nutriente (%VD), es decir, el porcentaje del consumo diario recomendado incluido en la porción del producto en cuestión.

De manera general, si el %VD es mayor a 20 entonces es alto, pero si es de alrededor de los 5 %VD o menos entonces se encuentra en un nivel bajo. De este modo, una persona puede comparar el %VD de dos productos y elegir el más adecuado para sus objetivos nutricionales.

Finalmente, hay que recordar: consumir pocas grasas saturadas, tratar de reducir el consumo de trasas trans y de colesterol al máximo. Por otro lado, también se puede usar la etiqueta para identificar los nutrientes que sí es bueno incorporar, como las fibras y demás nutrientes.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz