Una mascota también ayudaría a tener un corazón más sano, según pequeño estudio

Si tienes mascota es posible entonces que tengas también un corazón más saludable: según concluyó un reciente estudio japonés las personas que viven con un animal de compañía tendrían mejor salud cardíaca que las que no. El trabajo se realizó sobre una muestra de 200 personas y sus resultados fueron publicados en el American Journal of Cardiology.

En concreto, se encontró que los primeros contaban con una mayor variabilidad de ritmo cardíaco, es decir, que sus corazones respondían mejor a las exigencias de cambios corporales, como es el bombear más rápido ante situaciones de estrés, lo que está relacionado con un menor riesgo de morir por problema cardíaco.

“Entre los pacientes con una enfermedad coronaria, los dueños de mascotas muestran una supervivencia un año mayor que quienes no son propietarios” de un animal, escribió el autor, Naoko Aiba, de la Universidad de Kitasato en Kanagawa, una institución ubicada cerca de Tokio.

Vale destacar que los casi 200 individuos estudiados -de entre 60 a 80 años- padecían diabetes, presión arterial o colesterol elevado, y se los estudió durante 24 horas, utilizando un monitor cardíaco. Asimismo, los investigadores les preguntaron sobre las actividades diarias que realizaban, y sobre si tenían o no mascota. Cerca de un 40 por ciento sí tenía un animal de compañía.

En cuanto a estos últimos, cerca de 5 por ciento de sus latidos diferían en 50 milisegundos en extensión, mientras que los que no tenían mascota, un 2,5 por ciento, lo que quiere decir que el ritmo cardíaco cambiaba menos.

Si bien no hay explicación certera sobre esta diferencia, según Judith Siegel, profesor de la Facultad de Salud Pública de la UCLA, que no participó en el estudio, las mascotas sería “una forma de apoyo social y de ahí que reducirían “el estrés y puedan satisfacer algunas de las necesidades de compañía“.

Hasta ahora, nadie sabe qué causó la diferencia entre ambos grupos. Podría deberse de algún modo a las mascotas, o podría ser que haya diferencias entre quienes escogen tener una mascota y quiénes no.

No creo que nadie tenga una buena referencia aún sobre por qué existen estas discrepancias“, añadió sin embargo.

Los investigadores japoneses, por su parte, destacaron que sólo habían seguido a las personas por el término de un día y que debían considerarse otros factores en el futuro, como potenciales diferencias entre los distintos tipos de mascotas para obtener mejores resultados.

Erika Friedmann, profesora de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Maryland, dijo que el estudio es un paso más respecto a algo ya conocido, la conexión entre tener una mascota y la salud de las personas. “Estamos entrando en la vida diaria de una persona, y eso es lo emocionante“, dijo Friedmann, que tampoco participó en el estudio pero ha hecho investigaciones de similar tenor.

Vía Público.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz