Un índice de masa corporal bajo favorercería la aparición de osteoporosis

Un bajo índice de masa corporal -es decir, menor a 19– es un factor de riesgo en las mujeres para sufrir de osteoporosis, además de la falta de calcio y vitamina D, según indicó la doctora María Elena Martínez Rodrígues, especialista en Rehabilitación y Medicina Física del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, y coordinadora del grupo de trabajo de osteoporosis de la SERMEF.

Recordemos que un índice de masa corporal (IMC

) normal debe dar entre 19 y 25 puntos y se calcula según una fácil fórmula que toma en cuenta la altura y el peso de la persona.

Pero además del bajo peso, hay otros factores que señaló la doctora como de “riesgo” para el desarrollo de la osteoporosis: una menopausia precoz, inmovilizaciones prolongadas, algunos medicamentos y el factor genético de antecedentes familiares.

Martínez recordó que este trastorno que se caracteriza por la pérdida ósea es un proceso “frecuente” que “no ocasiona ningún síntoma hasta que se produce una fractura“, de aquí que sea importante “estar atento a estos factores de riesgo que predisponen a padecerla”.

Según estimaciones actuales, la osteoporosis afecta a entre el 30 y el 40 por ciento de las mujeres post menopáusicas. Y, aunque sea más preponderante en mujeres, en varones, “en edades seniles avanzadas la prevalencia prácticamente se iguala al sexo femenino”, apuntó la especialista.

En caso de que la afección ya esté presente se podrá recetar “suplementos de calcio acompañados con frecuencia de vitamina D“, dijo Martínez consultada sobre las posibles medidas una vez la osteoporosis ya se manifestó, en especial, para evitar fracturas.

De todos modos, siempre será necesario llevar un estilo de vida saludable y adecuado para fortalecer la salud y los huesos: “tener una dieta rica en calcio, hacer ejercicio con asiduidad, dejar de fumar, no consumir en exceso bebidas alcohólicas y prevenir las caídas“.

En este sentido, la experta enfatizó en la importancia de la actividad física y de evitar el sedentarismo, tanto en la prevención como en el periodo de recuperación tras una fractura osteoporótica. “Se ha comprobado que el ejercicio físico aumenta o mantiene la masa ósea“, explicó.

Martínez detalló también que ciertos ejercicios son más favorables que otros con esta finalidad: los de “potenciación de la musculatura del tronco-columna, caderas, hombros y muñecas, regiones más propensas a fracturarse en las personas con osteoporosis, así como ejercicios de equilibrio como el taichi o el yoga“.

Es que mejorar el equilibrio también es clave ya que ayuda a prevenir las caídas. La especialista añadió que “todos los programas de ejercicios deben realizarse de manera progresiva, adecuarse a la forma física de cada persona y realizarse con frecuencia”.

Asimismo, es importante “conocer las medidas de higiene vertebral dirigidas a prevenir los aplastamientos vertebrales promoviendo una postura correcta, y enseñar a los pacientes a evitar las posiciones o movimientos que aumenten el estrés o compresión sobre las vértebras, y por lo tanto el riesgo de una fractura vertebral por aplastamiento”, finalizó la doctora.

Vía Europapress

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz