Un 10 % de las muertes súbitas en bebés son causadas por el humo del tabaco

Un 10 por ciento de los casos de muerte súbita en bebés de relacionan con el tabaquismo pasivo y aún más multiplica hasta por ocho el riesgo en caso de que el padre o la madre fumen en la misma habitación donde se halla el bebé.

Así lo advirtió recientemente la Fundación Española del Corazón (FEC), desde donde se enfatizó en que durante estos meses de verano el riesgo es mayor, ya que el tiempo de convivencia también lo es.

El humo del cigarrillo es muy nocivo para el bebé, ya que incide de forma negativa sobre la salud respiratoria y cardiovascular. Su acción ya comienza sobre el feto si una mujer está embarazada y sigue con el mal hábito, según explicó el coordinador del Grupo de Trabajo de Tabaco de la Sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y cardiólogo del Hospital La Paz, de Madrid, Jaime Fernández de Bobadilla.

En los pequeños, el humo del cigarro afecta, en mayor medida, su función respiratoria y puede aumentar el riesgo de asma, bronquitis, bronquiliotis o incluso neumonías. Pero aún peor, y según varios estudios, los niños que son fumadores pasivos también tienen un mayor riesgo de sufrir patología cardiovascular en el futuro.

Sólo el 15 por ciento del humo del cigarrillo es consumido por el fumador, mientras que el restante es despedido a la atmósfera y, según la Agencia de Protección Medioambiental, se trata de una sustancia cancerígena del tipo A, al igual que el arsénico o el benceno, de gran riesgo.

Además de la nicotina, los cigarros también contienen otras sustancias tóxicas como el alquitrán y el monóxido de carbono, también perjudiciales para el corazón y para la salud en general.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 40 por ciento de los menores está expuesto al humo del tabaco en su propia casa, y de acuerdo a un estudio publicado en la revista The Lancet indica el tabaquismo pasivo es causa de unas 165.000 muertes de niños por año.

Bobadilla destacó que, más allá de la aprobación de la nueva Ley Antitabaco, son las familias las que deben tomar conciencia y mantener el cigarrillo fuera del hogar, ya que la única protección realmente efectiva es un ambiente 100 por ciento libre de humo.

En este sentido, el experto señaló que si los mayores aún no pueden o no se han decidido a dejar el cigarro entonces deberían, cuanto menos, no hacerlo dentro de la casa, sino salir al balcón o terraza y, en general, evitar que sus hijos los vean “ya que son el principal modelo de conducta para ellos”.

Vía Lainformacion.com

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz