Trucos y consejos para la práctica de yoga

Ya hemos hablado del Yoga y sus beneficios, una disciplina antigua que busca la salud en todos los planos, físico, mental y emocional. Pues bien, veamos en este post de Vitadelia algunos trucos y sugerencias para que la práctica sea más fácil, tranquila y efectiva.

En cuanto al “cuándo“, si bien puede practicarse en cualquier momento del día, se aconseja hacerlo bien temprano por las mañana, al levantarnos de la cama, y en ayunas. Si no te es posible, podrás hacerlo a cualquier hora, pero procura que sea al menos unas dos horas después de haber comido.

Lo que sí es importante es el lugar: deberá ser tranquilo y relajado, sin interrupciones ni molestias. Si se trata de un espacio bajo techo, mejor que cuente con luz natural y buena ventilación, además del silencio apropiado (también se podrá acompañar por una música suave y propicia para la práctica).

Sin embargo, de ser posible, un entorno natural, al aire libre y en contacto con la naturaleza, también será muy favorable para el disfrute y bienestar (no obstante, en un lugar abierto es más probable el sufrir de interrupciones o factores externos que dificulten la concentración y relajación).

La respiración, por su parte, es uno de los pilares del yoga: tan o más importante que las asanas y demás aspectos. De regla general (aunque también existen ejercicios particulares de respiración, el pranayama) se deberá siempre respirar por la nariz, tanto para inspirar como para espirar. Además, el aire deberá expandir la caja torácica, pero siempre la parte baja (no alta, sin levantar los hombros).

La concentración, por supuesto, es muy importante y determinante a la hora del yoga y de obtener los máximos beneficios de su práctica. Habrá que tomarse un tiempo para olvidarse de la vida diaria y sus problemas, y para centrarse en el “aquí y ahora“, en lo que se está haciendo. Recuerda que ese momento es para ti y para tu bienestar y salud.

Busca siempre realizar tu práctica con total comodidad, relajación y atención en lo que haces, en especial, con conciencia interna.

Finalmente, no olvides siempre respetar tu propio estado y características, es decir, si eres principiante de que las posiciones sean graduales y acordes a tu condición física, ya podrá ir luego evolucionando, a medida que avances en la práctica. La indumentaria deberá ser siempre cómoda, liviana y que te permita total movimiento y flexibilidad.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz