Trucos para un mejor bronceado

Ya llega el verano, la estación de la playa, las vacaciones, el sol y, también, el bronceado. A la mayoría de las personas les gusta tener un color moreno durante esta época del año. Así que compartamos en Vitadelia algunos trucos para un bronceado más parejo y atractivo.

*En principio, debes recordar la importancia de proteger la piel de los rayos nocivos del sol: si bien podremos colorear nuestra piel, esencial será hacerlo con conciencia, protección y de forma gradual no sólo para no tirar por la borda los esfuerzos (pelándote o “escamándote”) sino también, y sobre todo, por el cuidado de nuestra salud

y la prevención del cáncer.

*Lo ideal (aunque ya no nos da casi el tiempo) sería comenzar dos meses antes del inicio del verano con una buena alimentación, o bien con complementos vitamínicos para favorecer el bronceado, en especial, betacaroteno, melanina, vitamina A, y cinc.

*En cuanto a los alimentos, incorpora abundantes vegetales y frutas. En especial, ricas en betacaroteno como zanahorias, calabazas, verduras de hoja verde como espinacas, acelgas y variedades de tono amarillo, como los pimientos. En cuanto a frutas: alboricoques o duraznos, melocotón y melón.

*Para preparar la piel antes del bronceado, una buena forma es hacerse un peeling con algún producto para ello o bien, una opción natural, un aceite o gel hidratante y un puñadito de azúcar.

*Hay quienes recomiendan el recurrir a sesiones de rayos uva (camas solares) en un establecimiento de confianza, habilitado y siguiendo las normas de seguridad. Sin embargo, no abuses de estas cabinas, con un par de sesiones ya tendrás una buena base.

*Una crema autobronceante un par de meses antes del verano en todo el cuerpo, con dos aplicaciones diarias, también pueda ayudar. Asegúrate que sea de una marca confiable y de buena calidad.

*Al momento de tomar sol, no sólo deberás hacerlo con la protección adecuada sino también hazlo con límites, es decir, no estés más de una media hora al principio, y luego podrás ir incrementando el tiempo de a poco. Si te bañas o transpiras mucho, además de utilizar protector resistente al agua, tendrás que volver a aplicarte producto luego.

*Para la protección, no olvides tampoco el uso de gorra o sombrero. Bebe abundante agua y líquidos naturales para evitar la deshidratación.

*Una vez de regreso, al darte un baño utiliza luego un aceite corporal o crema hidratante para reponer la piel y ayudar a que tu piel y ayudar a que el color se asiente y luzca mejor.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz