Trucos para no caer en la tentación de un atracón nocturno

Sea porque estás a dieta y tu estómago aún no se ha acostumbrado a las porciones más pequeñas o porque permaneces despierto por las noches hasta tarde, uno de los “peligros” para la silueta son los atracones de noche, ya que luego te irás a acostar y no tendrás mucha oportunidad de quemar las calorías de más ingeridas.

Si bien no significa que no puedas comer una pieza de fruta, por caso, o un snack liviano, deberás tener mucho cuidado si ingieres alimentos hipercalóricos y esto se te hace un hábito.

Por ello, compartamos algunos consejos que podrán ayudarte a evitar caer en la tentación de “atacar” lo “prohibido” en tu refrigerador a altas de la noche.

*Durante el día, haz pequeñas comidas cada tres o cuatro horas, de modo tal que tu estómago se vaya sintiendo satisfecho y que vayas dando a tu cuerpo la energía que necesita para sus funciones diarias. Nada peor que pasar hambre durante el día y darse un gran atracón por las noches.

Si, en cambio, realizas varias comidas livianas durante el día (cuatro principales más dos tentempiés), con abundante fruta y verduras, no sólo te dará mayor sensación de plenitud sino que también te evitará caer en la trampa de querer “asaltar” la alacena antes de ir a la cama.

*¿Eres goloso? pues entonces date un pequeño gusto. Nada peor que prohibirse consumir lo que a uno le gusta totalmente. Será preferible que te des tu pequeño gusto durante el día (y no por las noches).

*Otra buena forma de no tentarse con alimentos no indicados es, claro, no colocar este tipo de productos en nuestro refrigerador.

*Si eres de quienes ejercitan por las noches, seguramente cenes al regreso. Asegúrate de tener disponible alimentos saludables para recuperarte, tales como granos integrales y verduras, y en lo posible, deja ya preparado tu plato, así no te tentarás de pedir una pizza cuando vuelvas y ya estés cansado y sin muchas ganas de elaborar nada.

*Colmate de opciones hidratantes: es decir, a veces sólo es necesario un buen vaso de agua o un caldo de verduras caliente, o un té, para calmar el estómago y sentirse más reconfortado por las noches.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz