Trucos para cocinar al wok

El wok es un utensilio de cocina muy útil, que permite cocinar de forma sana y natural, y que se está incorporando cada vez a más cocinas en el mundo. Veamos en Vitadelia algunos consejos para sacar el máximo provecho posible a esta técnica de cocina que permitirá cocinar salteado, y con apenas grasa.

Pero su uso se extiende más allá y permite hacer otros preparados, freír, guisar o incluso al vapor (para lo cual sólo necesitarás la rejilla para colocar los alimentos).

Entres sus varios beneficios, destaca que se cocina con poco aceite: para cocer al wok sólo se deberá colocar poco aceite y siempre que el wok esté bien caliente, para luego sí añadir las verduras o alimentos que vayas a cocinar, sin olvidar remover de forma constante, para que la cocción sea uniforme y pareja.

Para no rayar el wok, recuerda utilizar siempre una espátula o cuchara de madera, de mango largo, o bien, si se prefiera, se puede recurrir a los palillos chinos para cocinar (un poco más largos de los que se emplean para comer).

Otro detalle para tener en cuenta es que la cocción debe ser a fuego fuerte y por poco tiempo, por lo que resulta un método rápido para cocinar. Mantén la temperatura alta durante todo el tiempo para que los alimentos queden en su punto justo.

Trocea las verduras o los ingredientes de un tamaño similar, para que se salteen por igual y evitar así que algunos queden muy hechos y otros crudos. La recomendación general es cortar las verduras o carnes en dados gruesos, pero siempre en trozos de tamaño similar.

Otro buen consejo al momento de cocinar en wok es el de tener todos los ingredientes que vayas a utilizar a mano, así como todos los utensilios listos, ya que la cocción es rápida y requiere de estar removiendo constantemente.

Deja reposar un poco antes de servir: cuando el platillo ya esté cocido, apaga el fuego, agrupa todo el contenido en el centro del wok y déjalos reposar durante un momento al calor que se mantiene, así quedarán más sabrosos y crujientes. Sirve y disfruta inmediatemente después.

Para dar más sabor a tus comidas incorpora salsas (además de los condimentos) durante la cocción: ideal es la salsa de soja o barbacoa, o la que prefieras según tu gusto y el plato que estás preparando.

Finalmente, para freír en el wok: añade abundante aceite de oliva, deja que se caliente bien y comienza a freír. Luego, escurre en papel absorbente y disfruta. No olvides mantener el wok en buenas condiciones: después de usar,  lava siempre con agua caliente, saca bien para que no se oxide, y pásale por el interior un papel de cocina impregnado en aceite.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz