">" />

Tres razones por las que no acudir a una franquicia dental

Si está en tu mano, es mejor que dejes de lado esta opción, y te explicamos por qué.

Tres razones por las que no acudir a una franquicia dental 1

Probablemente te estés planteando el acudir a un dentista. Necesitas pasar por una revisión, pero no sabes a dónde ir para tener la garantía de que te ofrezcan el mejor trato posible y no traten de darte gato por liebre. Podríamos acabar rápido y decirte que acudas a lugares como la Clínica de implantes dentales MEID, una clínica familiar y con profesionales de confianza. Pero es posible que no la tengas cerca. Así que, al menos te vamos a dar las características que para nosotros no debe cumplir una clínica dental de confianza. Es decir, lo que no debería hacer tu clínica.

Continua rotación del personal

Está claro que en esta web encuentrarás a varios expertos en implantología que te darán un trato impoluto y además realizarán intervenciones completamente eficaces. Eso es importante, pero aún más importante es que el profesional que te trate sea siempre o casi siempre el mismo, pues es quien conocerá a la perfección tu historial y el que sabe cómo ha realizado las intervenciones que te hayan hecho. La rotación del personal es algo muy presente en las franquicias y provoca que haya muchos cambios. Esto, además, provoca que no se pueda conseguir un trato totalmente personalizado, perdiendo el toque de familiaridad tan importante para garantizar la comodidad.

Más visión de negocio que de vocación

Debido al continuo cambio de personal y a la necesidad de maximizar los ingresos, las franquicias generalmente buscan siempre la forma de hacer más dinero que de satisfacer a los pacientes. Es decir, reducir costes, aumentar ingresos y renunciar a todo aquello superfluo para que las cifras sean más grandes. Esto puede traer serios problemas de trato y de atención.

Garantías

Aunque pueda sonar mal, la vida de las franquicias no suele ser demasiado alargada. Así, es probable que la asistencia y seguimiento que debieran seguir haciendo con el paso de los años para ofrecerte lo mejor y resolver cualquier incidencia, se detenga de repente por el cierre. Las garantías de calidad y mantenimiento son muy inferiores en este tipo de centros.

Si sigues teniendo más dudas sobre la confianza de este tipo de centros, te recomendamos seguir leyendo por internet. Vas a encontrar numerosas referencias que coinciden con lo que te hemos explicado, advirtiéndote además de otros aspectos a tener en cuenta. En tus manos queda tomar la decisión, pero ten muy en cuenta todo lo explicado. Una clínica familiar siempre será más de confianza que una franquicia.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz