Trastornos de alimentación: consejos para prevenirlos en adolescentes

Trastornos de alimentación: consejos para evitarlos 1

Si bien los trastornos alimentarios tienen mayor incidencia entre las mujeres, y jóvenes o adolescentes, también existen casos en todo tipo de personas. Quizá muy propio de la era en la que vivimos, en la que la apariencia importa, y de más.

Los trastornos alimentarios más conocidos son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. Su origen puede deberse a cuestiones psicológicas, a falta de autoestima, autoexigencia desmedida o a ideas distorsionadas con respecto al peso, la comida y al propio cuerpo.

En todos los casos, lo que los caracteriza es una conducta alterada al comer y el perseguir la pérdida de peso a toda costa, incluso cuando se está muy delgado. Son patologías cada vez más frecuentes, especialmente entre los 12 y los 24 años.

El estudio “Trastornos de la conducta alimentaria en España: Revisión de estudios epidemiológicos”, realizado en 2010, indicó que entre el 1 y el 3 por ciento de la población adolescente y joven de ambos sexos sufre un trastorno de este tipo.

Es en las etapas primeras de la adolescencia cuando se es más vulnerable, por ello, los modelos familiares, el entorno y lo que le llega al joven a través de los medios pueden ser desencadenantes o, por el contrario, brindarle contención y ayuda.

Desde la Asociación Española de Pediatría, se sostiene que los centros escolares pueden ser un recurso de valor que tener en cuenta, tanto para alumnos como para los padres, relacionado con la divulgación de información sobre los trastornos de conducta alimentaria. Además, la escuela debe estar preparada para saber cómo actuar ante la sospecha de un caso, ya que la detección precoz del trastorno es también esencial para un tratamiento temprano y para evitar problemas de salud mayores.

Prevención

La prevención se basa, sobre todo, en un hogar sano y en una adecuada relación familiar, con la promoción de un ambiente que favorezca el diálogo. Los especialistas del Hospital materno infantil Sant Joan de Déu, de Barcelona, mediante la plataforma digital FAROS, aconsejan una serie de medidas para prevenir los trastornos alimentarios en los hijos ya desde la infancia, que enumeramos a continuación:

*Enseñar desde pequeños la importancia de seguir hábitos saludables: establecer horarios de comida regulares, hacer cuatro o cinco comidas al día, evitar saltarse las comidas y no picotear entre horas.

*Comer en familia siempre que sea posible, en un entorno apacible que promueva la comunicación.

*La dieta debe ser sana, equilibrada y variada, e incluir todos los alimentos necesarios, con limitación de dulces y postres industriales y comida rápida.

*Ofrecer verduras y frutas de forma variada.

*Propiciar la autoestima del joven para que valore sus características y capacidades, para que acepte sus limitaciones y pueda sentirse bien cómo es, con en su individualidad. Esto lo reforzará frente a los mensajes sobre estética, cánones de belleza y alimentación (como dietas milagrosas y productos dietéticos) que lanzan algunos medios de comunicación y, sobre todo, la publicidad.

*Conversar sobre estos mensajes, razonar las verdades y los mitos y enseñarle a valorar la salud por encima de todo.

*Fomentar la actividad física con regularidad, ya que no solo ayuda a mantener el peso, sino que propicia una buena salud y óptimo desarrollo.

*Facilitar sus relaciones sociales y su participación en actividades extraescolares.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz