Top 10 motivos de dolor durante las relaciones sexuales

relaciones sexuales dolores

¿Habéis tenido alguna vez relaciones sexuales dolorosas? ¿las sufrís de forma frecuente? Para la mujer no es algo poco habitual y existen distintos motivos que pueden llevar a ello. Hoy hemos decidido investigar todos los casos frecuentes (y no tan frecuentes) para que podáis llegar a la conclusión sobre cuál es vuestra causa específica. Y a partir de ahí os recomendamos tomar medidas, dado que este tipo de dolor no resulta adecuado en ninguno de los casos.

1 – Relaciones sexuales con dolor por la resequedad vaginal

No hay ninguna duda de que uno de los principales problemas cuando tenemos relaciones sexuales se encuentra en la resequedad vaginal. El motivo que nos lleva a sufrirla se encuentra en que no lubricamos de una forma natural, algo que resulta imprescindible para que podamos tener relaciones sin dolor. La lubricación se produce de manera habitual cuando el cuerpo de la mujer se excita, lo que permite que sea posible tener relaciones sin que se produzca ningún elemento de fricción doloroso. Cuando la vagina no produce suficiente fluido e interactúa con el miembro del hombre, que tampoco lubrica de forma especial, se lleva a cabo la fricción, el ardor y el dolor. Es necesario tener en mente que el proceso para lubricar puede cambiar con los años, así que si ya llevas un tiempo con tu pareja dedícale más atención a los preliminares. Eso te ayudará y sino siempre puedes acudir a los lubricantes que se fabrican con base de agua.

2 – Piel irritada

Si por el problema anterior has comenzado a usar algún lubricante y el dolor sigue presente, es posible que se deba a que tu piel se ha irritado. No es raro que suframos irritación en la zona íntima debido a que hemos producido un desajuste en el equilibrio que debe existir en el ph de la flora vaginal. Los lubricantes pueden ser un motivo de ello o también algunos geles o jabones.

3 – Problemas de pareja

Tener sexo es algo que va mucho más allá de la relación física. Los sentimientos tienen una gran importancia en el proceso y por eso si tenemos problemas de pareja es posible que suframos dolores. Aunque no es obligatorio, sí que pueden ocurrir estos casos en los que tu mente no estará concentrada en la relación y tu cuerpo tampoco lo logrará. Hay problemas pendientes de resolver con la pareja que pueden evitar que disfrutes del sexo. Otras veces esos problemas se resuelven con esta práctica.

4 – Vaginitis

Si sufres una inflamación en tu zona íntima y esta deriva en una infección de tipo bacteriano tendrás un nivel de comodidad muy reducido, lo que hará que notes molestias no solo cuando estés teniendo relaciones. Sentirás problemas al orinar, notarás como si la vagina te ardiera y también tendrás problemas con el flujo. En este tipo de caso siempre debes acudir a un médico para que te proporcione tratamiento.

relaciones sexuales pareja

5 – Alergia

La alergia al preservativo es algo que le ocurre a más mujeres de las que puedas imaginar aunque te suene raro. ¿Cómo saber si tenemos este problema? Hay algunos indicios a los que tenemos que prestar especial atención. Por ejemplo, que tengamos picores demasiado intensos en la vagina, que sintamos ardor deforma frecuente y que la tengamos enrojecida. Es posible que también nos aparezcan erupciones, que desprendamos un mal olor desde nuestra zona íntima y que lleguemos a tener problemas de urticaria. Hay otros síntomas un poco más graves, como que la alergia derive en asma, pero lo más frecuente es todo lo dicho antes, ante lo cual también deberíamos consultar con un profesional.

6 – Problemas emocionales

Son distintos a los problemas de pareja porque no hay necesariamente otra persona que nos haga entrar en conflicto. El problema lo tenemos nosotras mismos, debido a que sentimos emociones que impiden que podamos disfrutar de una manera placentera de toda la relación. Podemos sentir pena por algo que no nos quitemos de la cabeza, tener un alto nivel de estrés producido por el trabajo o las relaciones o que tengamos miedo. Hay muchos sentimientos que nos alejarán de tener una relación sexual sin dolor. Hablar de ello con la pareja puede ayudar a verla situación desde otro punto de vista y que así pueda mejorar todo.

7 – Vaginismo

Si la vagina produce un movimiento de contracción lo que estará haciendo nuestro cuerpo de manera instintiva será cerrarse e impedir que se produzca la relación. ¿Qué es lo que puede llevar a ello? Hay muchos motivos. Puede haber sido por un embarazo reciente, porque tenemos la menopausia o porque hay algún trauma que nos lo impide y que nos provoca el vaginismo. También puede deberse a las hormonas, a una infección o a la cicatriz de una operación reciente.

8 – Una lesión

En ocasiones podemos estar concentradas en una relación que está resultando dolorosa y no le decimos a nuestra pareja, por muchos motivos, que se detenga. Eso lleva a que se produzca una lesión en el interior de la vagina y que esta produzca un claro dolor en sucesivas ocasiones en las que lo intentemos hacer. Siempre es recomendable parar hoy para poder hacerlo mañana que no parar hoy y no poder hacerlo durante un mes.

9 – Interacción de fármacos

Es posible que algunas medicinas que estemos tomando lleven a que perdamos las ganas de tener relaciones y que eso derive en que suframos dolores y molestias cuando nos decidamos a tenerlas.

10 – Episiotomía

Si hemos tenido un bebé hace poco tiempo una de las causas que pueden ser responsables de los dolores en las relaciones sexuales es la episiotomía. Este corte que se realiza en el parto tiene posibilidades de ser el responsable del dolor al menos en los dos meses siguientes de la operación. En cualquier caso, como ocurre con la gran mayoría de estos motivos, lo mejor es que en cuanto tengamos indicios de que sufrimos dolores por ellos consultemos con nuestro médico o ginecólogo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz