Técnicas para controlar lo que se come

Técnicas para controlar lo que se come 1

Si sufres de ansiedad por comer, y estás buscando deshacerte de los kilos de más, continúa leyendo. Existen varios estímulos hoy en día que nos llevan a la comida, los que será de utilidad poder identificar para así tratar de controlarlos. En este post de Vitadelia compartiremos algunas técnicas conducentes a dicho control.

Muchas veces el estrés, un entorno poco contenedor, el trabajo, o incluso el aburrimiento llevan a las personas a buscar refugio o alivio en los alimentos y, por lo general, los menos saludables.

Estímulos internos

Estrés o exceso de presiones, aburrimiento, nervios o situaciones conflictivas en general.

Estímulos externos

Televisión, radio o cualquier otro dispositivo que nos hace perder conciencia de lo que estamos comiendo. Trabajos conducentes a abusar de la comida, como si se está en una pastelería, un restaurante o incluso en una fábrica de dulces.

Lo que habrá que controlar es el “consumo mecánico de alimentos”, es decir, cuando se come sin tener real conciencia de ello. Otro gran enemigo asociado es el “picoteo”, o sea, estar continuamente comiendo cosas, snacks, galletas, gominolas, etc., entre horas, fuera de las comidas.

Llevar un diario o anotar en un cuaderno cada vez que se come y qué se ingiere es un primer paso esencial que ayudará a conseguir el buscado autocontrol. En este caso se aplica una autoobservación y registro de lo que se lleva a la boca, para así poder identificar dónde está el problema.

Veamos entonces algunas técnicas de autocontrol.

*Técnica de parada: detenerse a pensar cuál es el motivo que lleva a querer comer y observar si realmente se trata de hambre o de simple “gula”. Habrá que tener la conciencia necesaria para hacerlo antes de abrir el refrigerador o la alacena, antes de abrir el paquete de galletas o de entrar a la confitería, etc.

*Técnica de sustitución: en este caso, es una técnica para dejar de lado los comportamientos llamados “obesogénicos”, según las pautas y observaciones del experto en comportamiento alimentario Brian Wansink. Comer delante del televisor o del ordenador son dos de las más habituales y no recomendadas.

De hecho, está comprobado que quienes así lo hacen, suelen comer un tercio más de los que no, ya que están distraídos y no prestan real atención a lo que ingieren.

La técnica de sustitución se articula en torno a tres reglas: comer solamente en los horarios de las comidas, hacerlo sólo sobre la mesa, y no mezclar las actividades, o sea, no comer y ver televisión, o leer, etc.

Más consejos:

*Procura no dejar los alimentos muy a la vista: está comprobado que cuando es así, se suele caer en la tentación de comer cuando no corresponde.

En compañía de quién se come, también puede influir, ya que si se hace con alguien que se excede, hay muchas más posibilidades de también hacerlo, o también si se hace mientras se conversa.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz