Té, también buena fuente de hidratación

El otro día compartíamos en Vitadelia datos sobre el y sus distintas variedades, pero esta infusión tan clásica como consumida en el mundo (es la segunda más bebida, luego del agua), es también una buena fuente de hidratación, que se debe tener en cuenta.

El té tiene la versatilidad de poder ser tomado solo, endulzado, con otras hierbas, frío o caliente, por lo que es una bebida apropiada para disfrutar, e hidratarse, tanto en verano como en invierno. De hecho, algunas de las guías sobre bebidas saludables, como las de la Universidad de Harvard, lo ubican como la segunda opción de hidratación, ya que su composición es en un 99,5 por ciento de agua.

Algunos puntos como el tiempo que se deje asentar la infusión (sea en bolsita o en hebras), la temperatura del agua o si se exprime o no la bolsita inciden en la mayor o menor presencia de los compuestos activos del té en la preparación final.

Del 0,5 por ciento restante destacan los flavonoides, la L-teanina y la cafeína, aunque su composición es variable en función del tipo de té, la zona geográfica donde se lo haya cultivado, el proceso y la manipulación de las hojas, así como la preparación final de la infusión.

Todos estos compuestos, más allá de su mayor o menor presencia en las distintas infusiones, tienen sus beneficios sobre el cuerpo y el organismo, de todos modos, no hay que perder de vista que el té, al contener también cafeína -aunque en menor medida que el café- es estimulante y quizá no se deba tomar frecuentemente si se tiene problemas con la ansiedad o nerviosismo.

Finalmente, compartamos un poco de su historia: esta infusión es antiquísima y ha tenido su mayor protagonismo, desde hace miles y miles de años, en China. Los primeros datos existentes sobre él datan de la dinastía china Han, alrededor del siglo II a.C.

De este gigante asiático habría pasado a otro país oriental, Japón, donde se instauró la popular Ceremonia del Té. Sin embargo, llevó varios siglos más hasta que se introdujo en Europa, según la información existente, recién para el siglo XVI.

Hoy en día, su cultivo se ha extendido a una gran cantidad y variedad de países, tales como India, Indonesia, Sri Lanka, Pakistán, Turquía, Kenia, Irán y Argentina, entre otros.

Por lo general, el té verde es más cultivado en los países asiáticos, mientras que las variedades más suaves de aroma y sabor, como el té negro y oolong, son más habituales en Europa y Norteamérica.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz