Stretching, el ejercicio de estiramientos que mejorará tu figura

20130529-084824

El estiramiento es un ejercicio básico para nuestro cuerpo. Gracias a él, tenemos la movilidad suficiente y la elongación adecuada para movernos de forma normal y no sufrir calambres o tirones por movimientos bruscos.

En este caso, vamos a hablarte del Stretching, que es un ejercicio que incluye rutinas de estiramiento.

Características del Stretching

Este ejercicio consiste en posturas progresivas, que duran entre 10 y 15 minutos. Durante todo el tiempo, se mantiene una postura que se sostiene de manera activa con pequeñas contracciones en puntos específicos.

Por ejemplo, mantener el mentón hacia adentro estira músculos del cuello, llevar los hombros hacia atrás y abajo, estira el pectoral. Estas posturas se sostienen suavemente durante todo el tiempo del trabajo.

De a poco, te rás dando cuenta que se trata de posturas que realizamos en la vida diaria. Es un trabajo especial para nuestro cuerpo, porque trabaja con las tres posturas básicas que realizamos con él: estar de pie, estar sentados y estar acostados.

Por su parte, el stretching global trabaja en estos tres niveles: posturas de pie, posturas sentadas, y posturas acostadas.

Hal-Yang-Harus-Dilakukan-Sebelum-Latihan-Beban

Es importante que, durante el ejercicio, se mantenga el centro y se eviten las compensaciones y asimetrías que pueden darse al moverte de diferentes maneras.

Recuerda el dicho que expresa: menos es más. Utiliza el tiempo que te sea necesario y muy poca fuerza. Lo importante es que, en vez de usar mucha fuerza en poco tiempo, podamos utilizar poca fuerza en mucho tiempo. De esta forma, lograremos grandes beneficios:

1- El cuerpo va a tener el tiempo que necesita para relajar y liberar tensiones profundas.

2- Evitamos el reflejo miotático, es decir la contracción refleja que se produce siempre que se llevan a cabo los estiramientos rápidos o muy fuertes.

Beneficios del Stretching

1- Amplia la capacidad respiratoria.

2- Re-educa la postura.

3- Equilibra el sistema nervioso. No lo deja ni muy arriba (estrés, ansiedad), ni muy abajo (depresión, desanimo).

4- Reduce el estrés. Una pausa para escuchar el silencio es lo más importante para reflexionar y relajarse.

5- Reduce el dolor mecánico o emocional, reduce las tensiones y las causas de origen de muchos tipos de dolores.

6- Aumenta la vitalidad.

7- Mejora su sexualidad, fortalece la parte de la pelvis.

8- Nos reconecta con la vida de nuestro cuerpo, aquí y ahora.

Vía: estírate.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz