Soluciones caseras contra los calambres

Bicarbonato de sodio: Beneficios para la salud 1

El otro día veíamos en Vitadelia algunos datos sobre los calambres y sus posibles causas, en esta ocasión compartimos con ustedes algunos remedios caseros que podrán ayudar a aliviar y a tratar los calambres en piernas y abdomen.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un producto presente en muchos hogares, no solo se utiliza en la bollería, sino también es un buen desinfectante y blanqueador. Pero sus propiedades específicas también lo hacen ser una buena opción casera para tratar calambres y espasmos en las extremidades y en el abdomen.

Por ser altamente alcalino está indicado para neutralizar al ácido que se acumula en los músculos y que puede ocasionar los molestos calambres.

Solo deberás mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y tomarlo de manera inmediata.

Una aclaración: su consumo en personas hipertensas no está recomendado.

Sales de Epson

Las sales de Epson se han utilizado desde hace mucho como remedio relajante: se trata de una sal rica en magnesio, un mineral que bien se absorbe a través de la piel y que ayuda a nutrir y a mantener en buenas condiciones los músculos y huesos.

Además, aporte una significativa cantidad de sulfato que contribuye a eliminar las toxinas acumuladas en el cuerpo, todo lo cual ayuda a prevenir calambres.

¿Cómo utilizarlo? Solo deberás mezclar una taza de sales de Epsom en el agua caliente del baño y permanecer en ella por una media hora. Al absorber el mineral se relajarán los músculos y te sentirás mucho mejor.

Jugo de apio y pepino

El apio y pepino aportan una cantidad importante de compuestos antioxidantes y vitaminas que el cuerpo necesita para energizarse y responder de forma adecuada ante la actividad física.

Los deportistas o personas que tienen una rutina de ejercicio en especial pueden tomar esta bebida como un energizante totalmente natural.

Ingredientes

1 manojo de apio
½ pepino
1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

Pelar y cortar en trozos el pepino, y batirlo en una licuadora con el manojo de apio y el vaso de agua. Tomar bien fresco antes de iniciar la actividad física.

Ejercicio

La actividad física es una buena terapia para prevenir y tratar los calambres: a través del ejercicio los músculos se tonifican y se fortalecen, reduciendo el riesgo de contraerse al tener que hacer un tipo de fuerza en específico.

Por otro lado, también contribuye a mejorar la circulación sanguínea y a llevar una vida más sana y longeva.

Entre los ejercicios recomendados se incluyen: la natación, caminar a paso ligero, trotar, anda en bici, subir y bajar escaleras, etc.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz