Soja: algunos motivos para no consumirla (parte III)

argentina-monsanto

En los países orientales, la soja llega a sustituir a la carne, incluso, a la leche. Dentro de todas las legumbres, ésta es una de las más nutritivas y la que supera a todas en proteínas y aminoácidos.

Por ejemplo, si se la compara con la carne de pollo, su porcentaje es casi idéntico, cerca del 40%.

Sin embargo, la soja tiene sus contras, en algunos lugares es modificada genéticamente, obteniendo lo que se denomina la soja transgénica. Para saber si la soja que compras no es de este tipo, puedes fijarte en su envoltorio, si dice “no contiene OMG” o “soja de agricultura ecológica”, se trata de un producto sin trasngénicos.

Soja, esterilidad y mortalidad infantil

19-3

Involución de los hamsters que consumieron soja transgénica

 

El biólogo Ruso Alexey V. Surov, realizó un estudio que era considerado de rutina. En él, se propuso con una grupo de colegas, descubrir si la soja transgénica de Monsanto conduce a problemas en el crecimiento o en la reproducción. Este cultivo, existe en el 91% de los campos de soja de EEUU.

El estudio consistió en alimentar a un grupo de hamsters a lo largo de tres años y durante más de tres generaciones. Se descubrió que, aquellos que fueron alimentados con soja modificada genéticamente mostraron resultados devastadores.

En la tercera generación, la mayoría de hamsteres alimentados con la soja transgénica perdieron la habilidad de tener crías. También sufrieron un crecimiento más lento, y una tasa de mortalidad más alta entre las crías.

Más allá de los transgénicos

El estudio fue realizado conjuntamente por el Instituto Surov de Ecología y Evolución, de la Academia Rusa de las Ciencias y la Asociación Nacional para la Seguridad del Gen.

Finalmente, Surov agrega que estos efectos pueden no ser sólo por la modificación genética que se le realiza a la soja. Además de los transgénicos, que pueden ser contaminantes, se deben tener en cuenta los residuos de los herbicidas asociados a estas plantas como el glifosato.

Vía: semillasysalud.com, botanical-online.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz