¿Sobrepeso? Apuesta por el footing

Si últimamente la balanza ha comenzado a marcarte más de lo que siempre, quizá sea un buen momento para pensar seriamente en comenzar a ejercitar (además de cuidar más las comidas), una forma sencilla, que no requiere de dinero, más que de tu propia voluntad, de hacerlo es a través del footing.

Se entiende por “footing” al ejercicio que consiste en trotar o correr de forma lenta y sin prisa, donde no sólo ser estarán quemando las calorías de más, sino también fortaleciendo el sistema cardiovascular (de aquí que sea una actividad aeróbica).

Si bien dependerá de tu estado físico, por lo general, se recomienda practicar esta actividad un mínimo de tres veces por semana, con una duración de 30 minutos cada vez. Si en un principio, te parece excesivo, podrás ir comenzando con menos, e ir aumentando gradualmente.

La carrera deberá ser lenta, pero sin pausas, para propiciar el consumo de grasas acumuladas, y, en lo posible, ir aumentando de a poco el ritmo, pero sin llegar a correr, sin llegar al agotamiento.

Lo cierto que puede decirse que hacer footing -o correr- es una de las formas de ejercicio más completas que hay. Si a un plan de entrenamiento lo combinas con una dieta saludable y equilibrada, tendrás los resultados que buscas.

De todos modos, ten presente que se tratará de un ejercicio de bastante alto impacto (sobre todo para las rodillas), por lo que un calzado adecuado, que absorba esos impactos, y la elección de un terreno más suave (no cemento), son dos consejos a tener en cuenta para evitar problemas con el tiempo.

Ante cualquier duda, siempre, consúltalo con tu médico de cabecera o con alguien entendido en el tema. No todas las personas quizá puedan emprender un plan de entrenamiento sin riesgo alguno, un profesional podrá evaluar tu caso particular, aconsejarte y guiarte en tu empresa.

Otro consejo que te estimulará en tu práctica: no olvides llevar contigo el iPod o Mp3 con tu música favorita para hacer de tu sesión de footing una ocasión más amena y llevadera. Y si es de a dos, mucho mejor. Tampoco olvides algo esencial: la continua y suficiente toma de agua, antes, durante y después de tu actividad.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz