Snack dulce de otoño: garrapiñadas

El otoño es la temporada en que se recogen las almendras, y estos frutos secos, sabrosos y crocantes, pueden ser un muy buen snack por estas fechas en que el frío comienza a hacerse sentir.

Pero además de consumirse peladas, solas, también pueden incorporarse a cantidad de recetas, desde dulces como bollos y bizcochos hasta saladas y ensaladas.

Una de las formas dulces más conocidas y consumidas por estos días de otoño son las almendras garrapiñadas, que si bien aportan cantidad significativa de azúcar, son una opción de dulce más nutritiva y sana en comparación con otras, como las gominolas u otras chucherías.

Siempre y cuando sean ingeridas en una cantidad moderada, las garrapiñadas no significarán un gran “desarreglo” para nuestra dieta, sólo será cuestión de degustar una pequeña ración y disfrutar de una cuota extra de energía.

Ya de por sí, las almendras al natural aportan una cantidad significativa de calorías: unas 590 calorías cada 100 gramos, a lo que le debemos sumar la energía del azúcar añadido, del caramelo que recubre. De este modo, se calcula que unas 10 garrapiñadas pueden aportar unas 400 calorías, el equivalente a unas 14 galletas María.

Además, vale añadir que las almendras tienen un nivel considerable de grasas que, aunque de origen vegetal, deben contabilizarse: cada 100 gramos de producto, aporta unos 54 gramos de lípidos.

De todos modos, y más allá de su nivel calórico, siempre y cuando las comas con moderación, debes saber que también te aportarán sus nutrientes y beneficios: al ser ricas en fibra, cumplen una función laxante que puede ayudar a regularizar el tránsito intestinal.

Entre los minerales que aportan, destacan el fósforo, magnesio y potasio, además del hierro, calcio y cinc. Así también, las almendras son buena fuente de ácido fólico y de vitamina E, antioxidante por excelencia.

Finalmente, vale repetir que recuerdes: lo bueno, si breve, dos veces bueno, dice el refrán, y en este caso, también es así, podrás disfrutar de las almendras garrapiñadas siempre y cuando lo hagas en su justa medida, no abuses. Esta recomendación es aún mayor en casos de personas con sobrepeso o que tiendan a engordar, que sufran de hipertrigliceridemia y / o diabetes.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz