Siete gramos de fibra, un 9% menos de riesgo cardiovascular, según estudio

alimentos ricos en fibra

La fibra es un elemento que no debe faltar en nuestra dieta: según recientes estudios, el consumo de sólo siete gramos más de fibra al día, podría ser suficiente para reducir el riesgo de sufrir un problema coronario o cardiovascular en un 9 por ciento.

Esta cantidad de fibra no es difícil de incorporar: se puede lograr través de una ración diaria de cereales integrales y una de legumbres, más dos piezas de fruta, se apuntó.

La revista British Medical Journal destacó los beneficios de la fibra, que van más allá del agilizar y/o normalizar el tránsito intestinal, ya que también suma un importante grado de protección frente a los problemas de corazón.

El estudio fue realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, y se basó en el análisis de 22 estudios diferentes publicados entre los años 1990 y 2013. Además, se analizaron distintos tipos de fibra, la soluble y la insoluble. La primera se puede encontrar en legumbres, avena, frutos secos y cebada, mientras que la segunda está presente en los cereales integrales.

Las conclusiones fueron que aquellas personas que ingerían mayor cantidad de fibra, sobre todo de manera natural a través de los alimentos, tenían un menor riesgo de sufrir algún problema coronario, desde un trombo arterial a un trastorno aún mayor. Pero además, el grado de protección fue proporcional a la cantidad de fibra consumida: por cada 7 gramos adicionales, un 9 por ciento menos de riesgo coronario.

Los niveles de fibra son fácilmente de alcanzar y coinciden con las recomendaciones dietéticas actuales de la OMS y otras entidades similares.

Los autores recordaron que en la actualidad los problemas cardiovasculares están por detrás de casi el 48 por ciento de las muertes en Europa, por lo que la incorporación de más fibra en la dieta es una medida al alcance de todos y que podría ser realmente importante a nivel mundial para la prevención de este tipo de trastornos.

Finalmente, los científicos recordaron la importancia de que el consumo sea de forma natural (por intermedio de cereales integrales, frutas, hortalizas, legumbres), y no con extractos de fibra o suplementos.  Cuanto más natural, mucho mejor, concluyeron.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz