Si te vas de vacaciones, mejor lleva contigo un boquitín de primeros auxilios

Si estás próximo a salir de vacaciones y coger nuestros vuelos, los expertos recomiendan que lo hagas con un botiquín de primeros auxilios, para evitar dolores de cabeza. “Sea cual sea nuestro destino, no puede faltar en nuestro equipaje un botiquín del viajero, sobre todo cuando viajamos con niños”, apuntó el doctor José Cordero. Vamos, que es indiferente que cojamos un vuelo a Ibiza o a Nueva York, lo primordial es que tengamos un botiquín de primeros auxilios a mano.

Entre los elementos imprescindibles dentro del botiquín figuran las gasas, vendas, tijeras, pomadas, analgésicos, antidiarreicos, suero fisiológico, antibióticos de amplio espectro, pastillas contra el mareo, termómetro, antitérmico, entre otros.

Para una mayor funcionalidad, se aconseja dividir el botiquín, al menos, en dos partes –que se llevarán separadas-: en una parte, se colocarán los elementos esenciales, que podrás llevar en el equipaje de mano, y en la otra, cosas menos habituales (medicinas específicas, antibióticos, etc.) que podrán ir en la maleta que se despachará.

Según recordó el especialista, los problemas de salud más frecuentes en las vacaciones son las deshidrataciones, las diarreas y picaduras de mosquitos, otros insectos o de medusas. En este sentido también, y si se viaja a un destino de sol y playa, esencial será llevar una buena protección solar para evitar quemaduras y problemas dérmicos.

En el caso de los niños, se recomienda utilizar pantalla solar pediátrica con un factor del 50, ya que “cuanto más elevado sea el nivel de protección, mucho mejor”, enfatizó Cordero. Si se va a visitar una playa donde puede llega a haber medusas, entonces habrá que llevar “suero fisiológico para hacer un lavado de la herida en el caso de que ataquen así como algún antiestamínico”.

Otro punto crucial para evitar inconvenientes será estar alerta ante las elevadas temperaturas: además de beber -y recordar beber a los demás- agua y líquidos naturales a cada rato, así como tratar de evitar estar al sol durante mucho tiempo, será “conveniente llevar suero oral” para rehidratar ante un caso de esta naturaleza.

Cordero explicó que es muy fácil preparar suero oral en la propia casa, que se trata en realidad de una limonada alcalina: sólo habrá que mezclar un litro de agua natural, el zumo de dos limones, una pizca de azúcar y un poco de sal.

Finalmente, y con respecto a la automedicación, si bien el profesional no la recomendó, sí aconsejó incluir en el botiquín de vacaciones “un antibiótico de amplio espectro”, en especial, si el viaje es en el extranjero. De más está decir, que habrá que asegurarse previamente de no ser alérgico al determinado fármaco. Cordero recomendó, en específico, llevar consigo penicilina.

No habrá tampoco que olvidar, previo al viaje, consultar las vacunas recomendadas para visitar determinado destino, ya que según el lugar que se vaya a visitar, podría ser necesario vacunarse “para prevenir enfermedades como la malaria o la fiebre amarilla”.

Vía Lavanguardia

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

Comments are closed.