Sexo y mitos

Sexo y mitos 1

El sexo tampoco está libre de mitos: muchas creencias lo rondan, y las más de las veces desacertadas.

Por un lado, se asegura que es bueno para la salud y también para la mayor fertilidad de los espermatozoides, que alivia el estrés y que mejora la sensación de bienestar, entre muchos otros beneficios, que estarían en lo cierto.

Pero además de verdades, también hay otras creencias que son mitos. De la mano de José Benítez, del Boston Medical Group, te invitamos a repasar algunas de estas falsas creencias.

¿Los hombres tienen mayor necesidad sexual que las mujeres?

Mito. La necesidad de tener relaciones sexuales se entiende por el deseo, la motivación, y tanto hombres como mujeres se ven influenciados por los mismos factores. Sin embargo -reconoce el médico- es posible que la mujer tenga otras influencias como la píldora anticonceptiva o la regla, que pueden reducir ese deseo sexual.

A partir de determinada edad, ¿el sexo ya no importa?

Falso. Aunque sí es cierto que el deseo sexual puede ir disminuyendo con el paso del tiempo y los cambios hormonales pero, según Benítez, no hay que confundir la importancia con la frecuencia. Es decir, posiblemente se reduzca la frecuencia pero no la valoración sobre su importancia.

¿El tamaño importa?

Otro mito. El tamaño no importa, ahora si se refiere a estructuras, quizás lo que sea más importante sea el grosor y no la longitud. La circunferencia sería mucho más relevante para el roce que la longitud; de hecho, el sexo, dicho por los pacientes, con el tamaño exagerado es traumático o incluso limitante.

La clave estaría en buscar los puntos eróticos y erógenos de la pareja, de este modo la relación será placentera e integral.

La eyaculación precoz, ¿sólo afecta a hombres jóvenes?

Cuando los hombres se inician en su vida sexual, por lo general, en la juventud, ese deseo y ese nerviosismo hace que haya un gatillazo, una eyaculación más rápida sin lograr el orgasmo de la pareja. No obstante, esto no significa que haya eyaculación precoz, lo que afecta tanto a jóvenes como a adultos.

En el adulto, la eyaculación precoz puede aparecer cuando nunca lo ha tenido, y en los mayores de 40 ó 50 años, puede aparecer por trastornos prostáticos. Comenzar a tener una disfunción eréctil y eyaculación precoz son dos señales que no habrá que dejar pasar, lo mejor será hacer consulta, ya que son cuestiones tratables, recuperables y cuanto antes se acuda al especialista, antes será la recuperación.

La pequeña píldora azul, ¿la solución?

El Viagra ha marcado una nueva era en la sexualidad, sobre todo, en los adultos. Pero existen personas que no pueden tomarlo y tiene sus contraindicaciones.

Será necesario hacer una consulta previo a su toma, y será el especialista el que la indique o decida cuál es el mejor tratamiento para la disfunción sexual que se tenga.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz