Sentadillas con mancuernas, el mejor ejercicio para ejercitar tus glúteos

Sentadillas con mancuernas, el mejor ejercicio para ejercitar tus glúteos 2

Esta es una forma sencilla de hacer ejercicio y mantener en forma la parte baja de tu cuerpo. Para hacer sentadillas, sólo necesitas un par de mancuernas con las que puedes hacerlo de forma rápida y fácil. Otro beneficio es que puede ser llevado a cabo en la tranquilidad de tu hogar y eso es bastante bueno si no cuentas con el tiempo suficiente para ir al gimnasio y, por sobre todo, si no puedes pagarlo.

Si bien parece un ejercicio muy simple, brinda resultados poderosos con sólo algunas pocas repeticiones por día y unos movimientos fáciles. Es bueno que comiences con poco peso, para no cansar a los músculos y, cada tanto, vayas aumentando para ganar mejores resultados.

Algunos beneficios de las sentadillas

Sentadillas con mancuernas, el mejor ejercicio para ejercitar tus glúteos 1

1- Colaboran en la flexibilidad alrededor de las caderas. Es necesario que las hagas correctamente y gradualmente, incrementando de a poco el rango de movimiento.

2- Ganarás más resistencia, debido a que los músculos que utilizas al hacer sentadillas, son los mismos que utilizas para brincar, correr y hacer sprints.

3- Queman muchas calorías y estimulan el sistema cardiovascular. Además, sigues quemando por 24 horas, debido a la intensidad del ejercicio.

4- Trabajas los músculos más largos del cuerpo y se incrementa la densidad ósea de la espina dorsal, caderas y piernas. De esta forma, se previene la osteoporosis, principalmente en mujeres.

5- Agregando peso de manera gradual, ayuda a que tu masa muscular aumente.

6- Las repeticiones deben hacerse sin necesidad de tanto peso, para ayuda a tonificar los glúteos, definirlos y darles dureza.

7- Mejoran la postura porque se ejercitan los abdominales y espinales, que son el sostén de la posición de la espalda.

La mejor forma de hacer sentadillas

1- Comienza con los pies al ancho de los hombros y utiliza pesas de 8 a 10 libras. Colócalos sobre los muslos.

2- Colócate de cuclillas como si fueras a sentarse en una silla, poniendo el peso sobre los talones.

3- Aprieta los glúteos para volver a la posición inicial.

4- Realiza de 15 a 20 repeticiones.

6- A medida que continúe, mantén el peso en tus talones, aseguráte de que tus rodillas no pasen delante de los dedos del pie.

7- Para un desafío mayor -sin las pesas- haz un salto rápido y vuelve la posición en cuclillas.

Te mostramos un video

Vía: fitnessmagazine.com, salud180.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz