Sensibilidad al gluten, un síndrome cada vez más frecuente

Deliciosos productos sin gluten DIA 1

La enfermedad celíaca está asociada con una intolerancia crónica al gluten, una de las proteínas del trigo, y también presente en otros granos, la avena, cebada y centeno. Por lo que la solución para esta enfermedad pasa, principalmente, en suprimir totalmente el gluten de la dieta.

Pero se está dando también un  nuevo síndrome clínico de sensibilidad al gluten, sin llegar a ser enfermedad celíaca, pero que afectaría ya a millones de personas en toda Europa.

Según se explicó desde la Unión Europea de Gastroenterología, si bien las primeras referencias al NCGS (síndrome de sensibilidad al gluten no celíaca, sus siglas del inglés) datan de fines de la década del 80, recién hace unos años se ha despertado un interés científico en analizar y constatar la sensibilidad al gluten de algunos individuos que no presentan signos clínicos, histológicos ni serológicos de enfermedad celíaca.

Los síntomas que sufren estas personas, son similares a los de los celíacos, sólo que algo más leves, pero suelen ser difíciles de identificar en la práctica médica.

En este momento, sólo podemos identificar el síndrome en pacientes con síntomas intestinales y otros típicos de la celiaquía que han respondido positivamente a la dieta sin gluten, una vez descartada la enfermedad celíaca con las pruebas diagnósticas adecuadas. Necesitamos criterios más precisos para incorporar el NCGS a la práctica médica“, aseguró al respecto Chris Mulder, miembro de la UEG y presidente de la Asociación Holandesa de Gastroenterología.

En el caso del NCGS, simplemente no tenemos suficientes conocimientos como para recomendar un enfoque de tratamiento específico, incluido el de la dieta sin gluten“, concluyó el especialista.

¿Alergia o intolerancia alimentaria?

Según se en el ‘Cuaderno de la Enfermedad Celíaca’, editado por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), la alergia alimentaria se caracteriza por una reacción que se produce de forma clara, definida y tipificada, mientras que la intolerancia alimentaria se presenta ante un rechazo a un determinado alimento, pero que se produce de forma más lenta y discreta.

Mientras que las personas que tienen alergias alimentarias deben eliminar el alimento causante de su dieta, las personas que sufren una intolerancia al gluten pueden consumir pequeñas cantidades del alimento o del componente alimenticio, sin que se les manifiesten síntomas, excepto en el caso de personas con gran sensibilidad al gluten.

La enfermedad celíaca no es una alergia al gluten, sino una intolerancia permanente. Las alergias pueden ser de carácter transitorio y la intolerancia al gluten es para toda la vida, es un cuadro crónico.

Los síntomas de la sensibilidad al gluten son muy parecidos a los de la enfermedad celíaca y comparte algunos con la alergia al trigo: dolor abdominal, diarreas frecuentes, eccemas o erupciones en la piel, dolor de cabeza, fatiga y confusión, estreñimiento, náuseas y vómitos, anemia, entre otros.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz