Selfies, peligros para tu piel

Peligros de las selfies

De piedra nos hemos quedado cuando hemos leído las últimas noticias que han llegado a la red sobre las selfies. Seguro que todos vosotros os habéis hecho alguna en una u otra ocasión. Pues bien, dicen varios expertos en belleza y cuidado de la piel que debemos tener precaución con ellas, puesto que pueden llevar a que nuestra piel envejezca mucho más rápidamente. Los peligros de las selfies, según esta información, son una realidad. ¿Pero podemos darle credibilidad o son solo nuevas teorías gestadas en una generación de mitos más moderna?

Selfies, ¡mucho ojo!

La información que ha puesto en sobreaviso a la sociedad llega de la mano de dermatólogos variados como es el caso del doctor Simon Zokaie, que dirige la clínica Linia Skin Clinic en Londres. El punto de vista que defienden es que esta nueva forma de dar salida a nuestro narcisismo personal es contraproducente para nuestra piel debido a que acelera el envejecimiento de manera notable. El motivo se encuentra en el contacto directo al que exponemos nuestra cara a la luz azul que emiten los dispositivos móviles. Junto a la luz azul hay un segundo elemento agresivo que se encuentra representado en la radiación electromagnética que también emiten estos terminales, lo que a corto plazo no afecta de forma apreciable al usuario, pero sí con el paso del tiempo.

El problema con las selfies es que como indicamos, hoy posiblemente no notemos ningún tipo de efecto por el contacto con ellas, pero poco a poco, a medida que pasen los meses y años, nuestra cara sí se verá afectada. Y quizá achacamos el problema a otros factores cuando en realidad las culpables han sido las autofotos que nos hemos realizado con el paso de los años para actualizar nuestros perfiles en las redes sociales. ¿Nos habrá compensado?

Los dermatólogos especializados en analizar el efecto que produce la tecnología en el aspecto de las personas nos piden que nos fijemos en los perfiles de Instagram de personas que nos interesen y que comparemos la imagen que tenían hace unos años con la actual. De forma indudable podremos apreciar que hay un cambio significativo más allá del maquillaje que se esté utilizando para ocultar las arrugas y los problemas de la piel. Notaremos un envejecimiento superior al que debería haber para un periodo tan corto y uno de los responsables de ello habrán sido los dispositivos móviles.

Hay cada vez más casos

Cuenta Simon Zokaie que él se está encontrando cada vez con más personas que acuden a su consulta preocupadas por los problemas de envejecimiento que están mostrando. Y menciona que normalmente son bloggers y otros usuarios de redes sociales que tienen una fuerte actividad en este medio y que se realizan numerosas selfies a lo largo del día. Si al día publican entre 5 y 10 fotos significa que al menos se están haciendo 20, por lo que la exposición a los efectos nocivos de estas fotos es extrema.

Selfies malas para la piel

Comenta que un pensamiento erróneo es creer que las cremas que protegen del envejecimiento causado por otros factores, como el contacto del sol, también sirven para evitar los efectos de las selfies. Eso es algo que debemos tener muy en cuenta para saber que no estaremos protegidos ante las autofotos con ese tipo de productos. Se trata de diferentes tipos de radiación, así que habrá que tomar medidas específicas. Pero que nadie piense que está a salvo por no hacerse selfies, porque hasta utilizando el ordenador de forma frecuente nos ponemos en riesgo. Por eso es conveniente que utilicemos, en la medida de lo posible, dispositivos que nos protejan al menos de la luz azul, algo que ya hacen algunos móviles y monitores por medio del uso de filtros.

Por otro lado, los expertos recomiendan dosificar la cantidad de selfies que nos hacemos, sobre todo porque quienes se hacen tantas autofotos son aquellas personas que, por otro lado, más parecen estar orgullosas de su imagen. Pero si no son conscientes de que las selfies acabarán pasándoles factura llegará un día en el que quizá ya no estén tan satisfechas con la imagen que proporcionan a los demás cuando se hacen estas fotografías. Se trata de una serpiente que se muerde la cola y con la cual hay que actuar cuanto antes tal y como recomiendan los dermatólogos que han tenido la ocasión de trabajar con esta materia.

Si dentro de cinco años el temor de las selfies se habrá convertido en mito es algo que desconocemos, pero cuando hablamos de ello no podemos evitar sentir cierto regusto a mito que nos sube por toda la piel. Quizá la solución sea tan básica como depurar las pantallas de los dispositivos móviles y que los fabricantes hagan todo lo posible para que no suframos problemas a causa del uso de estos terminales. El tiempo lo acabará explicando todo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz