Secretos del metabolismo para adelgazar

Secretos del metabolismo

Suele ser bastante normal que a lo largo de nuestra vida experimentemos algún que otro cambio de peso sin que conozcamos el motivo aparente. A veces pensamos rápidamente en algo como “me ha cambiado el metabolismo” (sí, el pobre siempre se lleva la culpa de todo). Es cierto que este es el principal causante de que adelgacemos o engordemos, pero nosotros podemos controlar en mayor o menor medida estas consecuencias si conocemos los secretos del metabolismo.

El metabolismo es un proceso natural, de ahí que muchas personas desconozcan la importancia que tiene que lo cuidemos. Gracias a él los alimentos que consumismos se convierten en energía, por lo que es un proceso fundamental para la vida. Incluso cuando estamos dormidos nuestro cuerpo sigue trabajando, siendo una máquina que nunca descansa. Pero como ya te hemos comentado, depende exclusivamente de nosotros que el metabolismo se acelere o por el contrario sea más lento. Sin embargo, controlarlo no es complicado. Hoy vamos a conocer algunos trucos para que este proceso se lleve a cabo de la mejor forma posible.

Secretos del metabolismo lento

Es evidente que el comportamiento de nuestro metabolismo viene de fábrica. Algunas personas tienen desarrollado mejor este proceso y la reconversión es mucho más rápida, otros por el contrario no corren la misma suerte. También hay que tener en cuenta que a medida que cumplimos años de forma natural el metabolismo se ralentiza. Por este motivo hay que añadirle cada vez más cuidados.

Solemos caer en el error de llevar a cabo dietas cuando nos sentimos más hinchados o notamos que hemos ganado algún que otro kilo de más. Estamos equivocados. Nuestro cuerpo necesita una cantidad de calorías diarias y en el momento en el cual eliminamos parte de ellas inmediatamente el metabolismo se vuelve más vago, puesto que no trabaja tan a menudo. De hecho, algunos estudios revelaron que las personas que habían padecido de obesidad y posteriormente llevaron un régimen presentaban un metabolismo de hasta cinco veces más lento que otros.

Si decides realizar una dieta lo ideal es que reduzcas las calorías a 500. Es la cifra perfecta. Pero no te quedes solo ahí, intenta siempre que puedas compaginar las comidas con ejercicios físicos. El deporte es muy bueno en este sentido porque ayuda bastante a acelerar el metabolismo. Recuerda: una dieta debe ir acompañada de alguna práctica deportiva. Otro de los motivos por el que nuestro cuerpo puede ralentizar este proceso es el estrés. Las personas que se exponen constantemente a situaciones de este tipo tienden a engordar. No porque coman más o menos, sino porque la ansiedad y el estrés provocan la producción en abundancia de una proteína que no deja que se eliminen tan fácilmente las grasas. Aquellos que padecen estrés crónico o enfermedades relacionadas con él suelen tener un metabolismo mucho más lento, lo que conlleva a que en un año podamos engordar hasta 5 kilos.

Acelerando el metabolismo

Si te encuentras en alguna de las situaciones anteriores es conveniente que lleves a cabo otras prácticas para que te ayuden a acelerar tu metabolismo. Uno de los métodos con mejores resultados es el de los ayunos intermitentes. Los médicos expertos en nutrición no recomiendan esta técnica, puesto que puede acarrearnos carencias alimenticias al no estar haciendo todas las comidas que necesitamos. Sin embargo, los estudios han confirmado que las personas que se saltan alguna comida pierden peso con mayor rapidez y aumentan la velocidad de su metabolismo.

acelerar el metabolismo

Así mismo, un buen aliado para esto es el deporte. Aunque cualquier actividad física es recomendable si queremos mejorar el funcionamiento de nuestro metabolismo, una de las que más se lleva a cabo es el levantamiento de pesas. Los entrenamientos donde tenemos que utilizar la fuerza son los mejores para lograr este objetivo. Intenta hacerlo 2 o 3 veces por semana y comienza de forma pausada, no expongas tu cuerpo a un esfuerzo demasiado grande. Deja que se acostumbre a estas actividades.

Finalmente, para que nuestro metabolismo no se ralentice es necesario que tomemos alimentos que contengan una gran cantidad de proteínas. Hay otras muchas cosas que también son necesarias, pero precisamente las proteínas son las encargadas de desarrollar los músculos y por si no lo sabías cuanto mayor sea nuestra masa muscular más calorías quemaremos de forma diaria.

Está claro que cada uno tenemos nuestro propio metabolismo y este es un proceso natural innato en nuestro cuerpo. Aún así, si adoptamos alguna de estas prácticas podemos ayudar a que mejore su funcionamiento, acelerarlo y así contar con una capacidad de conversión de energía mucho más rápida. Si quieres que tu metabolismo trabaje como un rayo no dudes en realizar todo lo que te hemos dicho. En pocos días vas a notar como tu cuerpo está cambiando de una forma muy positiva gracias a los secretos del metabolismo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz