Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Más de 200 millones de mujeres padecen osteoporosis en el mundo

Más de 200 millones de mujeres padecen osteoporosis en el mundo

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hay cerca de 200 millones de mujeres en todo el mundo que sufren de osteoporosis, afección que se caracteriza por la pérdida de masa ósea y el debilitamiento de los huesos, lo que los deja mucho más proclives a sufrir fracturas.

Aunque esta afección también se presente en hombres, es mucho más frecuente en mujeres por una cuestión hormonal, y en especial, en la etapa de la vida después de la menopausia: de hecho, se calcula que una de cada tres mujeres en esta etapa de su vida sufrirán de osteoporosis.

Durante los diez primeros años en que la mujer deja de tener su regla se pierde cerca del 50 por ciento de la masa ósea, lo que se produce en consecuencia del cese de la acción de los estrógenos circulantes, los mismos que durante la vida joven protegían a los huesos de esta pérdida en sus células.

Sólo en España, se calcula que más de tres millones de féminas padecen esta enfermedad, la que causa a su vez unas 500.000 fracturas de huesos por año.

En este último sentido, las fracturas más graves son las de caderas, aunque también se pueden ocasionar en cualquier otra parte del cuerpo: las más comunes son las de los miembros, tanto inferiores como superiores.

En Europa y en los Estados Unidos se estima que una tercera parte de las mujeres de más de 50 años de edad sufrirá una fractura vinculada con la osteoporosis en algún momento de su vida.

Lo cierto es que una detección temprana de la afección es esencial para prevenir complicaciones mayores: por lo general, falta conciencia en las mujeres sobre esta enfermedad y la importancia de prevenirla y tratarla a tiempo.

Para un diagnóstico precoz se recomienda que toda mujer de más de 55 años, y que haya pasado por la menopausia, se practique una densitometría para medir la masa ósea.

Antes de la edad adulta, siempre será necesario cuidar nuestros huesos para prevenir la osteoporosis, tanto desde adentro como desde afuera, con una dieta adecuada, ejercicio y evitando otros factores de riesgo relacionados.

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario