Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Estudio: los pistachos reducirían el riesgo de diabetes tipo 2

Estudio: los pistachos reducirían el riesgo de diabetes tipo 2

De todos los frutos secos, los pistachos sean quizá uno de los más olvidados, sin embargo, además de ser ricos y nutritivos tienen varios beneficios, incluso para la prevención de ciertas enfermedades, como la diabetes y los trastornos cardiovasculares.

En concreto, un reciente estudio realizado por la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona determina que el consumo de pistachos disminuye el riesgo de tener diabetes, según se adelantó desde la  misma Unidad.

Este trabajo demanda unos dos años -ya ha pasado el primero, resta el segundo- y cuenta con la participación de 50 voluntarios con niveles altos de glucosa en sangre y, por lo tanto, con una alta probabilidad de desarrollar diabetes en el futuro.

Los investigadores españoles partieron con la hipótesis de que el consumo de pistachos reduce los niveles de glucosa, aumenta la sensibilidad a la insulina y, en consecuencia, disminuye el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, una de las enfermedades crónicas más comunes hoy en día, y en todo el mundo occidental.

Partiendo de esta base y de los conocimientos que tiene la Unidad de Nutrición Humana de la URV en estudios que relacionan el consumo de los frutos secos con prevención de enfermedades cardiovasculares, la obesidad y la diabetes, el grupo ha iniciado el estudio que debe corroborar la hipótesis que se va confirmando: "que el consumo crónico de pistachos reduce el riesgo de sufrir diabetes del tipo 2".

Lo que los investigadores están haciendo es hacer pasar a cada voluntario por dos fases de intervención: primero deben seguir una dieta mediterránea que se les aconseja, después se les dan dos semanas de descanso, para finalmente volver a la dieta pero con el añadido de unos 57 gramos de pistachos diarios, mitad salados y mitad naturales.

En todo momento, se les va analizando el nivel de glucosa, la resistencia a la insulina, la modificación de los niveles de glucosa, los marcadores genéticos, el transporte de glucosa a nivel celular, entre otras variables aplicables.

Este proyecto ha recibido financiación de la American Pistachio Growers, una entidad que destina parte de su presupuesto a impulsar proyectos de búsqueda y que ha aportado 194.000 euros, además de los pistachos que consumen los voluntarios que participan en este estudio.

Finalmente, aunque aún resta toda la segunda mitad del estudio y dar con las conclusiones finales, se cree que las propiedades nutricionales de los pistachos los hace susceptibles de tener un potencial regulador de la glucosa y de la insulina en general.

 

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario