Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Durante el invierno aumentaría el riesgo de evento cardiovascular

Durante el invierno aumentaría el riesgo de evento cardiovascular

Desde la Fundación Española del Corazón (FEC) se ha recordado sobre el mayor riesgo que el frío intenso puede significar para las personas proclives a padecer una enfermedad cardiovascular o coronaria.

Las bajas temperaturas pueden perjudicar más a las personas de edad avanzada o a los pacientes con diabetes, hipertensión o que ya padecen alguna enfermedad cardiovascular. Según datos de la Fundación, la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares en invierno aumenta más de un 20 por ciento en invierno, y de las coronarias, un 10 por ciento.

El riesgo de ataque al corazón se incrementa en un 2 por ciento por cada grado menos de temperatura, según las conclusiones de un estudio realizado por investigadores del London School of Hygiene & Tropical Medicine (LSHTM), del Reino Unido. Tras el estudio, los expertos encontraron que se detectó una media de 200 infartos más en comparación con épocas con temperaturas más altas.

Ante estos datos, desde la FEC se recordó a quienes sufran de cardiopatías que tomen más precauciones durante esta época de frío del año:

*Vacunarse contra la gripe.

*Tomar la medicación para el corazón según lo recetado por el médico.

*Abrigarse bien cuando se salga a la calle. No olvidar tampoco bufandas y guantes, o incluso el cubrirse la cabeza.

*No sobrepasarse con las comidas durante las fiestas de fin de año.

*Evitar siempre, por sobre todas las cosas, el tabaquismo.

*Resguardarse del frío siempre que sea posible (evitar esperas a la intemperie o actividades prolongadas en el exterior).

Finalmente, desde el organismo se destacó que los eventos cardiovasculares durante los días de invierno no son sólo consecuencia directa del descenso de la temperatura sino también de infecciones del tracto respiratorio, cuya prevalencia aumenta por estos días, y cuyos efectos van muy asociados al agravamiento de la insuficiencia cardíaca, eventos isquémicos, u otras enfermedades del corazón.

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario