Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Ciertos alimentos y la flatulencia

Ciertos alimentos y la flatulencia

El sufrir de flatulencia no es para nada agradable, si bien es normal tener gases, ya que es parte del proceso de la incorporación y digestión y los alimentos, hay personas que los sufren, y mucho. En este sentido, lo que comamos puede hacer una diferencia. La fibra insoluble, presente en muchos alimentos de origen vegetal, suele causar flatulencia, así como los hidratos de carbono en exceso.

Veamos en Vitadelia algunos puntos para tener en cuenta y evitar gases: como se dijo, reducir hidratos de carbono es una buena idea, en mayor o menor medida, según el organismo de cada persona.  En primer lugar, destacan los carbohidratos de absorción lenta, como las legumbres (lentejas, alubias y garbanzos), la pasta y el maíz, aunque también la leche y sus derivados pueden agravar el cuadro.

Otros posibles alimentos causantes de gases son las cremas y quesos curados, las verduras -en especial, el brócoli, la coliflor y repollo-, los champiñones, entre otros.

Así también, las bebidas gaseosas y las edulcoradas artificialmente pueden ser poco recomendadas en estos casos: en especial, el manitol, xylitol y el sorbitol, ya que también son agentes productores de gases. Se suelen incluir, sobre todo, en caramelos y en chicles, así como en bebidas sin azúcar.

Con respecto a las frutas se recomienda consumirlas sin cáscara, ya que puede causar más gases, entre las variedades más sensibles en este aspecto se incluyen las manzanas, peras, uvas, ciruelas y pasas.

Si bien la fibra es importante y necesaria para un buen funcionamiento de la flora intestinal, en exceso, puede llevar a flatulencia, en especial, la de origen vegetal.

Así también, ten presente: además de los alimentos ricos en fibra insoluble y los carbohidratos, las carnes muy fritas o las frituras en general, y algunos medicamentos, también pueden causar más hinchazón y gases.

Los síntomas más frecuentes de flatulencia son hinchazón abdominal, malestar o dolor en el abdomen, eructos y, gases.

En el aparato digestivo siempre hay gases, que se generan al tragar alimentos y por deglución involuntaria del aire ambiental. Una vez en el estómago, el gas pasa primero al intestino delgado, donde se absorbe en su mayoría, pero el aire que no se absorbe pasa al intestino grueso y causa el molesto exceso de gases.

La mejor forma de evitar la producción excesiva de gases es cuidando la dieta: según cada cual, ir sustituyendo aquellos alimentos que más gases provocan por otros. Si se está sufriendo mucho, se podrán eliminar por un tiempo, hasta que los síntomas mejoren, y después ir reincorporándolos de a poco, primero en pequeñas cantidades, y ver cómo sientan. Otro consejo: tómate el tiempo necesario para masticar bien, y con la boca cerrada, sin prisas, y evita hablar mientras comes.

 

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario