Ruidos constantes, tránsito vehicular e hipertensión

transito1

El hecho de vivir en una gran urbe, en un vecindario en donde el ruido del tránsito y el mismo tráfico muy pesado pueden llegar a cansar e incluso a elevar el estrés, también puede repercutir en nuestra presión arterial: de acuerdo a un estudio realizado por expertos suecos, el vivir cerca de una vía muy transitada puede elevar el riesgo de hipertensión a largo plazo.

Estos resultados que salieron publicados en la revista especializada Environmental Health, se suman a otra evidencia anterior que relacionaba el exceso de ruidos con un deterioro de la salud.

Los autores encontraron que más de 24.000 adultos que residían en zonas con calles ruidosas eran más proclives a sufrir de presión arterial elevada en comparación con quienes lo hacían en una región más tranquila.

Aunque el estudio no prueba “directamente” dicha relación, sí sugiere que en muchos casos influyó, según señaló el equipo de Theo Bodin, del Hospital de la Universidad de Lund, en Suecia.

Dentro de la evidencia anterior se contaba con trabajos que habían determinado que, por ejemplo, aquéllos individuos que vivián cerca de aeropuertos o en cuyos trabajos había un estado de constante ruido, tenían también mayor riesgo de hipertensión y de padecer de infartos.

La teoría que manejan los investigadores es que, justamente como el ruido es uno de los signos para el organismo de que se está bajo una situación de estrés, una exposición crónica a largo plazo provocaría un aumento de la producción de la hormona del estrés (cortisol), lo que a su vez repercutiría sobre la presión sanguínea y el ritmo cardíaco.

En este último trabajo, los expertos entrevistaron a 24.238 adultos, de 18 a 80 años, sobre su salud y estilo de vida y los datos del tránsito vehicular de su barrio, con el objetivo de estimar la exposición promedio de los participantes al ruido en su entorno.

El 28 por ciento de los adultos de entre 40 y 59 años, con la mayor exposición al ruido del tráfico, dijo que habían tenido presión alta, comparado con el 17 por ciento de los residentes en las zonas menos ruidosas. La exposición promedio en el primer grupo superó los 64 decibeles, a diferencia de los menos de 45 decibeles en el segundo.

Los autores concluyeron que sería necesario profundizar las investigaciones para determinar con más exactitud los efectos potenciales sobre la salud a toda edad de la contaminación que produce el ruido.

Vía Environmental Health

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

1 Comentario on "Ruidos constantes, tránsito vehicular e hipertensión"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
Aretusa
Invitado
Aretusa
8 año 2 meses atrás

A mi se me disparan los niveles cuando tocan el pito. El ruido afecta muchísimo a la calidad de vida, empezando por el hecho de que te impide un buen descanso. Lo noto muchísimo cuando voy al campo de vacaciones y duermo como si me hubiera muerto y me levanto NUEVA. En la gran ciudad lo que me levanto es con ganas de escupirles desde la ventana. A ver si se callan de una vez.

wpDiscuz