Las rodillas: la parte más vulnerable en los corredores

Las rodillas: la parte más vulnerable en los corredores 1

Las rodillas son una de las partes del cuerpo que más pueden resentirse en los corredores o en las personas deportistas. Por este motivo, es importante conocer y prevenir mediante una serie de recomendaciones que harán que el impacto sobre tus rodillas sea menor.

Entre las lesiones, las más frecuentes son: el síndrome patelofemoral, las lesiones en los meniscos y la tendinitis rotuliana. Para que las rodillas funcionen correctamente y no se sobrecarguen es necesario que permanezcan bien alineadas durante la actividad.

Son muchos los corredores que tienen problemas en sus rodillas debido la desalineación producida al caminar, correr y hasta al estar sentados. Conocer las causas de esta desalineación puede ser una buena primera forma de evitar futuros problemas. Puede deberse a:

*Problema genético que hace que las extremidades inferiores presenten cierto desvío.

*Mala mecánica o técnica en la carrera.

*El sobrepeso es otro factor que puede incrementar el riesgo de sufrir desalineación.

*Correr o ejercitar por un suelo con distintos niveles, como la playa.

*No usar un calzado adecuado.

*O bien, por desbalances musculares.

¿Cómo minimizar los riesgos de lesiones?

Evita cometer los siguientes errores que pueden aumentar el riesgo de lesionar tus rodillas:

Zancada y taloneo

El estirar mucho el paso o zancada (llamado overstriding) y aterrizar con el talón hace que el impacto repercuta directamente en tus rodillas. Evita este tipo de movimiento repetitivo. Una técnica adecuada y segura de carrera consiste en adelantar ligeramente el cuerpo y dejar que el pie aterrice cerca del centro de gravedad.

Piernas rígidas

El mantener las piernas rígidas al impactar con el suelo durante el paso solo empeora la situación sobre las rodillas, lo mejor es mantenerlas ligeramente flexionadas cuando el pie impacta sobre el suelo, de lo contrario se resentirán las rodillas y tobillos.

Pies

Intenta no correr con los pies torcidos: la clave está en mantenerlos alineados y paralelos según el movimiento, de esta forma, la rodilla podrá trabajar correctamente.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz