10 riesgos que no imaginas de las bebidas energizantes

bebidas energizantes riesgos

A lo largo de los últimos 20 años las bebidas energizantes se han puesto de moda. Tomar este tipo de producto es una práctica habitual entre todo tipo de personas, sobre todo entre los jóvenes, dado que las propiedades que contienen hacen que eviten el agotamiento o aumenten la concentración. Por estos motivos estas bebidas son muy utilizadas en las sesiones de estudio o incluso en fiestas y eventos al mezclarse con bebidas alcohólicas. ¿Pero sabíais que hay riesgos en su consumo?

Bebidas energizantes, lo que no sabes

Las bebidas energéticas se hicieron populares cuando empezaron a tomarlas los deportistas de alto rendimiento, ya que con ellas aumentaban su resistencia física y podían aguantar más tiempo realizando las diferentes actividades propias del entrenamiento. Con el paso del tiempo estas bebidas se han consumido en otros sectores, dado que los deportistas ya no las utilizan. No obstante, su composición no ha cambiado y no es precisamente saludable, pudiendo ocasionar daños en nuestro organismo. Los azúcares que contiene, los hidratos de carbono, la cafeína y la taurina son sustancias que pueden poner en peligro nuestro cuerpo. Si además las mezclamos con otras sustancias los resultados podrían llegar a ser terribles.

Lejos de la creencia de la sociedad, en la que se ha estipulado que la taurina es perjudicial para el organismo, lo cierto es que de las sustancias que componen estas bebidas energizantes la más dañina con diferencia es la cafeína, pues entre otras cosas provoca graves problemas cardiovasculares. Para que os hagáis una idea, tomar una bebida energética equivale a unas 14 latas de Coca-Cola, con lo que estamos introduciendo en nuestro cuerpo dosis de cafeína espectaculares. Además, esta altera nuestro sistema nervioso y las consecuencias pueden ser desde insomnio hasta mareos, cefaleas o vómitos.

A pesar de ello las bebidas energéticas siguen siendo muy consumidas por la sociedad, pero como os decimos la realidad es que no conocemos los problemas que pueden ocasionar. Por eso hoy vamos a comentar las consecuencias habituales que pueden provocar en nuestro cuerpo este tipo de bebidas. Y seguro que luego nos planteamos si seguir consumiéndolas.

1. Daños en el sistema nervioso

La parte de nuestro organismo que más sufre con la ingesta de una bebida energizante es, sin duda, el sistema nervioso. Sustancias como la cafeína alteran de forma exagerada nuestro cuerpo y provocan que los impulsos que mandamos a nuestros músculos no suelan ser los habituales, ya que el organismo se encuentra bajo los efectos de este estimulante.

2. Alteración de las funciones renales

Los riñones sufren mucho el ataque de los componentes de estas bebidas. Esto se debe a que con su consumo la llegada de nutrientes y electrolitos a nuestro organismo no es la correcta y este los desecha sin realizar bien su función. Por este motivo la cantidad de sangre que debemos tener en nuestro cuerpo disminuye, provocando una desestructuración en la presión arterial.

3. Problemas psicológicos

Si sois personas que padecen alguna enfermedad psicológica o sufren de depresiones no es recomendable que toméis bebidas energéticas. Estas provocan una sensación contraria a la que estáis acostumbrados a experimentar, ya que las sustancias que las componen tienen efectos estimulantes. De tener problemas depresivos estas bebidas son siempre contraproducentes.

bebidas energizantes lata

4. Cuerpo deshidratado

Aunque creamos que por estar tomando un líquido nos estamos hidratando esta idea debemos quitárnosla de la cabeza, ya que las bebidas energéticas producen todo lo contrario y la consecuencia de beberlas puede ser una deshidratación total de nuestro cuerpo. Estos efectos aumentan si mezclamos estas bebidas con alcohol, ya que en casos extremos podrían ocasionar la muerte de una persona.

5. Cuidado con el estómago

Las sustancias que componen estas bebidas no son fáciles de digerir. Es por ello que después de beberlas podemos notar ardor en el estómago e incluso ocasionarnos molestias cuando tomemos algún alimento tras haber tomado una bebida como esta.

6. Problemas cardiovasculares

Junto con el sistema nervioso el corazón es uno de los órganos que más sufre las consecuencias negativas de las bebidas energéticas. Principalmente porque las sustancias como la cafeína son tan estimulantes que normalmente cambian nuestro ritmo cardíaco, produciendo en la mayoría de los casos taquicardias.

7. Contracción de los vasos sanguíneos

Una de las sustancias que también forman parte de estas bebidas energéticas es el ginseng. Esta planta tiene efectos relajantes, tonificantes y, en menor medida, afrodisíacos. Las diferencias existentes entre esta sustancia que relaja al organismo y las otras que lo estimulan puede provocar un choque en nuestro organismo, llegando a producir embolias, infartos o derrames.

8. El cerebro también sufre

Con la ingesta de estas bebidas energéticas una de las consecuencias que trae al cerebro es el mal funcionamiento de los neurotransmisores. Lo que ocurre es que la información no llega bien a las neuronas, por tanto no experimentamos una buena comunicación en nuestro cuerpo. El organismo no logra realizar sus funciones de forma correcta ni tampoco recibe bien las órdenes.

9. Subidón de adrenalina

Es cierto que en ocasiones nos gusta notar cómo nos ha subido la adrenalina, pero las bebidas energéticas ofrecen un subidón demasiado drástico. Ante tal efecto nuestro cuerpo se desespera y puede presentar cuadros de ansiedad que pueden extenderse incluso hasta durante 3 horas dependiendo del impacto que haya tenido la adrenalina en nuestro organismo.

10. Pérdidas de conciencia

Debido también a la ingesta de adrenalina podemos llegar a perder la conciencia. Nuestro cuerpo no está acostumbrado a esta sustancia y su respuesta natural es intentar que nuestro ritmo cardíaco disminuya, lo que provoca un choque negativo que deriva en desmayos o pérdidas de conciencia.

Por estos motivos si sois consumidores habituales de bebidas energizantes es posible que tengáis que pensaros dos veces el continuar usándolas en vuestro día a día, sobre todo si tenéis costumbre de beber más de una al día.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz