Revertir la obesidad, una proteína puede conseguirlo

Revertir la obesidad

La obesidad representa uno de los problemas de salud más comunes de este siglo. Es tan preocupante que está considerada como una pandemia global a la vista de la forma en la que se ha expandido por el mundo entero. La OMS (Organización Mundial de la Salud) habla de cómo el 30% de la población sufre este inconveniente para la salud. Así que debido a ello revertir la obesidad se ha transformado en uno de los objetivos fundamentales de científicos del mundo entero. Por ahora todavía hay mucho camino por recorrer, pero estamos viendo cómo poco a poco van dándose pasos adelante en la investigación de esta materia. Llegará un día en el que todo se solucione y es posible que los científicos españoles lleguen a tener un papel determinante.

Revertir la obesidad, la última noticia

Desde la Universidad de Santiago de Compostela un grupo de investigadores españoles ha sorprendido al mundo anunciando que han abierto una nueva ventana a la esperanza. La lucha contra la obesidad tiene un nuevo contendiente gracias al descubrimiento de un mecanismo molecular que funciona con ratones. En pruebas realizadas con ratones que sufrían sobrepeso se ha comprobado que mediante una proteína es posible que adelgacen sin tener que recurrir a dietas que les impidan estar días y días sin comer. Al haber funcionado con ratones se ha llegado a la conclusión de que el estudio también puede llegar a ser exitoso con personas, algo que marcaría tendencias en el futuro.

La proteína utilizada es la GRP78, incrementándose su presencia en el hipotálamo para que se produzca un proceso por el cual se lleva a cabo la pérdida de peso. Mientras esto está ocurriendo el metabolismo no sufre ningún tipo de efecto secundario, sino que se mantiene estable. Este proceso deriva en que haya beneficios extra, como la oportunidad de disfrutar de un factor de peso en la lucha contra enfermedades como la diabetes de tipo 2. Esta enfermedad suele estar vinculada a la obesidad y es un paso importante que se pueda luchar contra ella.

Un proceso de transformación

Los estudios han profundizado en cómo nuestro organismo dispone de dos tipos de tejido adiposo que entran en juego en este proceso, el tejido marrón y el blanco. Estos tejidos tienen unas funciones específicas. El marrón tiene el objetivo de quemar grasa con la intención de que nuestro organismo y cuerpo consiga que la temperatura se mantenga y que no tengamos frío. Por su lado, el tejido blanco tiene la finalidad de actuar a modo de depósito de energía. El secreto de la investigación consistió en descubrir que había una forma de transformar el tejido blanco en marrón. Esto es lo que permite que se adelgace de forma más adecuada y para ello se utiliza la mencionada proteína GRP78.

proteína para bajar de peso

Las personas que sufren obesidad tienen un inconveniente demasiado problemático: la quema de calorías no se lleva a cabo de forma adecuada, lo que lleva a que haya mucho más tejido blanco que marrón. Por ello el proceso que se ha tenido en cuenta lleva a cabo una transformación de este tejido para que el cuerpo pueda quemarlo y ponerse en equilibrio de la forma en la cual recomiendan los científicos.

Avanzando hacia adelante

Esta investigación simboliza un gran avance para el sector de la salud, sobre todo en lo vinculado con eliminar la obesidad de las personas. Nuestra sociedad sufre este problema de salud de manera demasiado habitual y es necesario que se lleven a cabo cambios que permitan estabilizar a las personas que tienen obesidad. Este descubrimiento ha abierto un margen de oportunidad para continuar trabajando en el aprovechamiento de los procesos metabólicos internos y en especial de la región del hipotálamo. Ya hay varios experimentos que están perfilando la manera en la cual progresarán los científicos a partir de ahora.

Pero no pensemos que todo el trabajo está hecho, puesto que este tipo de trabajos son aún muy preliminares y se sabe que falta tiempo hasta que nos encontremos con una solución definitiva. Es, eso sí, un resultado prometedor que nos hace estar muy ilusionados. Porque la obesidad no es solo un problema estético, sino de salud. Cada año fallecen millones de personas por las complicaciones producidas por la obesidad, que pueden derivar en enfermedades cardiovasculares, en diabetes o en muchos otros tipos de complicaciones, incluso cáncer.

La sociedad se tiene que concienciar de lo importante que es revertir la obesidad, ya sea de manera natural a través de procesos que adopten las personas como mediante nuevas investigaciones científicas. El objetivo definitivo es que el mundo se pueda librar de este problema y que llegue el día en el cual la obesidad ya no sea un problema. Cuando eso ocurra podremos decir que nos hemos librado de uno de los grandes males de la sociedad moderna, en la cual cada vez tendemos más hacia engordar y engordar sin parar.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz