Resaca, consejos para superarla

Resaca en adulto

Es normal que mientras disfrutamos de una agradable velada entre amigos o familiares, nos despistemos y bebamos unas copas demás. No tiene que ser algo malo si no se repite de forma frecuente, pero debemos saber que luego nos enfrentaremos a una serie de consecuencias. Beber en exceso nos producirá resaca, y eso será algo que notaremos el día siguiente cuando nos despertemos.

La resaca puede denominarse como un cuadro de malestar general producido por el consumo excesivo del alcohol. Aunque son muchas las investigaciones que se han realizado para determinar las causas específicas de estos síntomas, los resultados que arrojan estos estudios no son concluyentes. Esto se debe a que cada persona reacciona de manera diferente al ingerir cierta cantidad de alcohol. Sin embargo, es ampliamente conocido que la resaca produce deshidratación, malestar estomacal y dolor de cabeza. Así se responde al hecho de que el alcohol es una sustancia diurética, es decir, que aumenta considerablemente la producción de orina. Al mismo tiempo, al entrar en el sistema digestivo causa irritaciones gastrointestinales. A esto hay que sumarle las constantes cefaleas que ofrece producto de que el organismo es incapaz de metabolizar correctamente el alcohol. Por suerte, hay formas de superar e incluso de evitar estas consecuencias.

Resaca, los remedios más efectivos

Al despertar se recomienda consumir alimentos que reconstituyan y aporten al organismo los nutrientes necesarios para recuperarse. Son buenas opciones el zumo de naranja, limonada o frutas cítricas ricas en vitamina C que ayudan al hígado a procesar eficazmente el alcohol. Por otro lado, sabemos que cuando ingerimos bebidas alcohólicas perdemos minerales, electrolitos y sustancias importantes encargadas de mantener en equilibrio los fluidos en el cuerpo, como el potasio. Para reponer este elemento podemos consumir zumo de tomate, plátanos o agua de coco.

Si la sensación de nauseas o mareos es muy fuerte el té de jengibre será un aliado especial para aliviar estos síntomas. Por lo general se recomienda ingerir esta infusión tras haber comido, porque puede causar irritación en el estómago cuando está vacío. Además, es aconsejable ingerir alimentos ligeros que no agraven la irritación del estómago. Por tal motivo una sopa de pollo es una excelente opción debido a que contiene probióticos que ayudan a recomponer el sistema digestivo debilitado. No olvidéis, por otra parte, que los smoothie verdes son de gran ayuda para combatir este malestar general, puesto que proveen al cuerpo de minerales, antioxidantes, vitaminas, fibra y aminoácidos que disuelven el alcohol y depuran el organismo de sustancias tóxicas.

Resaca y vaso de agua

Consejos para evitar la resaca

Aunque es justo lo opuesto a lo que se cree, mezclar las bebidas con agua solo ayudará a que el alcohol se absorba con mayor rapidez, así que es mejor no hacerlo. Después de un par de copas es recomendable tomar un vaso de leche, debido a que es una fuente importante de cisteína, un aminoácido que es capaz de disolver el alcohol. También deberíamos tener en cuenta que no se aconseja ingerir bebidas alcohólicas con el estómago vacío y de igual forma beber tras haber comido alimentos muy fuertes o pesados.

Y como somos muy de tapas, tengamos en cuenta que ingerir pequeñas cantidades de comida mientras bebemos puede ayudar a que la cantidad de alcohol que absorba nuestro cuerpo no sea demasiado elevada. Pero en contraposición a esto, si comemos en exceso (no solo los platos fuertes que antes mencionado, sino cualquier cosa),lo que ocurrirá es que el alcohol supondrá un problema para que podamos hacer la digestión. Esta sustancia siempre se ha considerado molesta a la hora de llevar a cabo este proceso en nuestro cuerpo.

Los consejos de la abuela

La resaca lleva tanto tiempo entre la sociedad que es lógico que sea una de esas cosas de las que nuestras abuelas siempre nos han hablado y avisado. Lo primero que nos suelen decir es que bebamos mucha agua. Eso evita que nos deshidratemos y que acabemos teniendo problemas por falta de agua. Así que bebamos, aunque con el control adecuado para que no tengamos también dolor de estómago. Cuando nos levantemos la abuela nos dirá que tenemos que desayunar de forma “fuerte”. Ya sabéis lo que eso significa, pero no os dejéis tampoco atosigar con grandes cantidades de comida. El desayuno es importante porque ayudará a que el cuerpo tenga una mayor cantidad de proteínas que puedan terminar con el exceso de alcohol.

La abuela también nos dirá que nos demos un baño para limpiarnos, aunque antes habremos tenido que echar un buen sueño, uno de esos de libro. Y si después de despertarte, de comer algo y de darte un baño sigues cansado, no habrá nada mejor que volver a la cama y seguir durmiendo un poco más. Puede parecer poca cosa, pero la resaca tiene unas consecuencias bastante duras y dejan el cuerpo destrozado en cuanto a la falta de energía. Así que hasta que te encuentres bien no muevas un dedo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz