Resaca: consecuencias para nuestra piel

Consecuencias de la resaca

Todos entendemos qué es una resaca, porqué ocurre y qué debemos hacer para evitarla. Seguro que no necesitáis que hablemos de ello. Cuando tenemos resaca nos encontramos mal, todo nos da vueltas y lo que hacemos es pensar “no volveré a beber”. El problema es que cuando pasa un tiempo (hay quienes con 24 horas tienen suficiente) volvemos a beber y sufrimos otra resaca, formando un círculo vicioso del que es difícil salir. Por eso es interesante que tengamos en cuenta las consecuencias que esta acción puede tener también para nuestra piel, algo en lo que seguro que no habíais pensado. ¿Está la piel en riesgo si os pasáis bebiendo? Lamentamos deciros que sí.

Resaca, un riesgo claro

El problema de pasarnos con el alcohol es que luego nos viene a cobrar la factura en muchos sentidos. Y que el alcohol acabe siendo un factor que afecte a nuestra belleza eso es algo que nos lo tomamos de forma muy personal. Porque recordamos que nuestro hígado se resiente con cada borrachera, ¿pero nuestra belleza? Eso es otro cantar (hablando de forma exagerada, no penséis que no cuidamos de nuestro hígado querido). Los detalles de cómo el exceso de alcohol acaba siendo un problema para la piel los ha publicado el doctor Lancer, un conocido dermatólogo de Hollywood que se ha ganado la reputación de multitud de famosos que ya cuentan con sus servicios. El experto es claro respecto a lo que hay que tener en cuenta sobre la resaca si nos pasamos bebiendo, indicando que la consecuencia es que el cuerpo tardará un mínimo de dos semanas y un máximo de cuatro en recuperarse del estrés al que le hemos sometido.

¿Os imagináis que puede pasar si sometemos al cuerpo a ese mismo proceso varias veces durante una misma semana? Puede ser absolutamente terrible. El doctor ha sido crucial para que muchos famosos de Estados Unidos puedan recuperar los buenos hábitos después de mucho tiempo de excesos. En algunos casos se encontró con algunas personas que tenían costumbre de salir el sábado, beber hasta altas horas de la madrugada y luego el domingo repetir el mismo proceso, lo que implicaba que el cuerpo acumulaba el doble de agotamiento, así como las consecuencias negativas. Su trabajo ha servido de inspiración para muchas otras personas que, desde su hogar, siguen sus recomendaciones especializadas.

Kim Kardashian lo tiene en mente

Si queréis conocer el nombre de una famosa que ha seguido las pautas del doctor sobre el cuidado de la piel eliminando la ingesta de alcohol os mencionamos el archiconocido nombre de Kim Kardashian, de quien ya hemos hablado en varias ocasiones por distintos motivos. Cuando comenzó a trabajar con la celebrity la alejó de las costumbres que habían tomado en cuanto a consumir algunas bebidas con alcohol, como vino tinto, logrando en poco tiempo que su cutis mejorara de forma considerable.

Kim Kardashian

Para que nos hagamos a la idea de todo lo que esto significa, el doctor pone un ejemplo que se puede aplicar a cualquier persona por mucho que no salgamos de discotecas. Nos dice que una copa de vino tinto representa para nuestro organismo la ingesta de nada más y nada menos que 400 calorías de azúcar. Es mucha azúcar tal y como podéis entender. A partir de aquí valoremos algo de lo cual hemos hablado en otras ocasiones, y es que el azúcar es un detonante de la activación del acné, con un aumento derivado de la testosterona. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de lo malo que puede ser este consumo para nuestra piel.

Esto es lo que ocurre

Cuando bebemos de más y pasa la noche nos despertamos con claros signos de agotamiento tanto físicos como faciales. La piel está pidiendo ayuda con gritos silenciosos. Hemos perdido el brillo de la piel y además tenemos debajo de los ojos unos círculos oscuros que son fruto de la falta de hidratación. ¿Y sabéis qué es lo que produce que no estemos hidratados de una manera conveniente? Que envejezcamos mucho más rápido, y eso está claro que no es algo que queramos ninguno de nosotros ¿verdad? Recordemos que lo que ocurre con el alcohol en todo esto es que se convierte en un agente realmente peligroso cuando entra en nuestro organismo, dado que nos lleva a deshidratar el cuerpo al ser diurético. Ese es el motivo por el cual cuando estamos resacosos normalmente tenemos mucha sed.

Terminando con las recomendaciones del doctor tengamos en mente una cosa. Es posible que tengamos una perfecta alimentación, que hagamos deporte y que nos pongamos los mejores tratamientos faciales para la piel, pero si sufrimos resaca cada dos por tres nada de esto funcionará. El equilibrio es importante y si ya lo hacemos casi todo bien, nos tenemos que asegurar de hacerlo todo perfectamente. No está mal que alguna vez nos tomemos una copa de vino, pero no debe convertirse en un hábito, dado que las consecuencias que tiene para nuestra piel son más elevadas de lo que podamos imaginar.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz