Remedios naturales para combatir las arrugas

Remedios naturales para combatir las arrugas 1


La juventud – preciado tesoro – eventualmente llega a su fin y nuestro cuerpo, especialmente el rostro al ser la parte más visible del mismo, empieza a reflejar los efectos del inexorable paso del tiempo. Las necesidades del organismo cambian y la piel no es una excepción: se vuelve más fina, más seca, menos resistente y propensa a arrugarse. A menos claro que los propios hábitos cambien para hacer frente a estas nuevas condiciones. Existen muchísimos productos cosméticos que pueden ayudar. La mayoría contiene químicos, pero también existen cremas con compuestos activos naturales que ofrecen resultados muy buenos. Con los ingredientes naturales que mencionamos a continuación se pueden realizar masajes o mascarillas para mantener la piel firme e hidratada y combatir así el paso del tiempo.

¿Cuáles son las necesidades de la piel?

La hidratación es fundamental para tener una piel sana. Asegúrate de beber suficiente agua todos los días e incluye también algunas otras bebidas diuréticas como el té verde para evitar la retención de líquidos. Cabe destacar que el extracto de té verde, de uso tópico, también ayuda a limpiar las impurezas de la superficie de la piel.

La piel requiere de una contribución extra de grasas esenciales para mantener su suavidad, además de una hidratación adecuada, que se puede conseguir utilizando aceite de oliva o aceite de almendras como desmaquillante natural, por ejemplo, sustituyendo así los químicos comerciales que pudieran ser muy fuertes para la piel. Los aceites esenciales tienen propiedades hidratantes pero también un alto contenido de nutrientes y vitaminas que promueven el bienestar del rostro y lo protegen de los efectos del clima de forma efectiva.

Considerando su alto grado de exposición al clima, es necesario que la piel sea sometida a tratamientos regenerativos y de limpieza frecuentemente. Para esto existen ingredientes predilectos como el aloe vera, la clara de huevo, la mezcla de miel y azúcar, o la pasta de fresas, que pueden aplicarse sobre el rostro para realizar masajes exfoliantes y mascarillas regenerativas que dejarán la piel como nueva después del estrés de la semana.

A fin de cuentas, el secreto está en introducir pequeños cambios en la rutina, en concederse pequeños espacios para ocuparnos del bienestar de nuestro cuerpo, que es el único que tendremos durante toda nuestras vidas… pero sobre todo está en aprovechar los ingredientes que la misma naturaleza pone a nuestra disposición para mantenernos siempre en la mejor condición posible.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz