Remedios naturales más eficaces: la salvia

La salvia es un arbusto que puede alcanzar una medida de treinta centímetros hasta un metro de altura. Esta planta posee un sabor agradable al paladar.

La salvia tiene diferentes componentes que la convierten en una hierba recomendada para diferentes dolencias. Entre sus elementos principales encontramos los siguientes: aceite esencial, saponina -componente natural que ayuda en la regeneración de la piel-, glucosa, vitamina B, vitamina C, sustancias bactericidas, enzimas, potasio, entre otras.

Los griegos la consideraban una planta sagrada y la empleaban para curar enfermedades. Se trataban las hemorragias, heridas, fiebres, cálculos genitourinarios y menstruaciones irregulares.

A continuación, veamos las propiedades curativas de esta planta.

Propiedades curativas de la salvia

Si te frotas los dientes con las hojas frescas de salvia, éstos se blanquean, se refrescan y, además, se fortifican las encías. También deja un agradable olor en la boca.

Es un gran estimulante porque activa la circulación de la sangre y equilibra el sistema nervioso.

Es un remedio ideal para aquellas personas cansadas, anémicas, convalecientes y, sobre todo, ayuda a tranquilizar a aquellas personas que sufren de trastornos nerviosos de agotamiento.

Estimula el sistema digestivo y posee propiedades astringentes. Por este motivo, es de gran utilidad en casos de diarreas, hemorragias, menstruaciones irregulares y leucorrea.

Entre sus principios activos, se encuentra un tipo de estrógeno, por lo que es indicada en todos los tipos de trastornos femeninos. Estamos hablando de irregularidades menstruales hasta los casos de esterilidad. Se recomienda esta planta también para tratar los trastornos de la menopausia porque alivia considerablemente molestias colaterales como náuseas, vértigo, sofocos, golpes de calor, etcétera.

En esta planta se encuentran propiedades antidiabéticas ya que, al consumirla hervida, disminuye los niveles de azúcar en la sangre.

También es un óptimo sustituto del incienso. Sus hojas quemadas despiden un humo fuertemente activo que limpia de gérmenes la atmósfera.

Vía: Remediospopulares.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz