Remedios naturales más eficaces: el anís

Es una planta muy apreciada en China y la India. En Europa se la conoce en el siglo VIII y, recién en el siglo XIII cuando el sacerdote, obispo y Doctor de la Iglesia alemana Alberto Magno la populariza como una planta medicinal.

Estas semillas poseen múltiples usos, tanto en la cocina como en la elaboración de panes y pasteles. De igual manera, sus usos se extienden para aromatizar alcoholes y para perfumar la ropa.

A continuación te mostramos las características de estas semillas.

Propiedades curativas del anís

Contiene esencias importantes de relevancia terapéutica como el anetol y el metilcavicol. Estas semillas estimulan el organismo, activan sus secreciones, tonifican el corazón, protegen de infecciones, regularizan el ciclo menstrual y activan las funciones de las neuronas.

Es beneficioso para el sistema digestivo porque tonifica el estómago. Combate gases e infecciones intestinales. También sirve para calmar el asma, la tos, el hipo y para liberar los bronquios de mucosidades.

En diferentes estudios efectuados es efectivo para aquellas personas que quieren dejar de fumar

. Actúa como antídoto de la nicotina y de los alquitranes del tabaco.

Favorece a las mujeres

Tiene un doble papel benéfico, ayuda a regularizar el ciclo menstrual y acrecienta la producción de leche en las mujeres que amamantan. Es eliminado con la leche y favorece al bebé porque la facilita la digestión y evita los gases intestinales.

Remedios populares

Remedio con anís para estimular las funciones digestivas

Prepara una infusión con una cucharadita de semillas por cada taza de agua. Toma una taza al día. Se puede macerar por 6 semanas para tomar una copa después de comer.

Remedios con anís en caso de gases

•Preparar una infusión con una cucharada picada de la ramita de anís. Colocarlo en una taza de agua y tomar caliente.

En el caso de las semillas, hervir media cucharadita en una taza de agua. Dejar reposar durante dos o tres minutos y tomar caliente.

•Hervir en 700 centímetros cúbicos de agua hasta que ésta se reduzca a la mitad. Mezclar con 35 gramos de malva y 35 gramos de raíz de malvavisco.

Colar en caliente y añadir 3,5 gramos de semillas de anís y 7 gramos de flores de manzanilla.

Vía: Remediospopulares.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz