Relájate, de forma sencilla y en casa

relajación respiracion

Hoy día la mayoría de nosotros vivimos a un ritmo de por más acelerado, que el trabajo, el hogar, los problemas, el tráfico, el estrés… Todas estas tensiones de más pueden repercutir de forma negativa sobre nuestro cuerpo, y nuestra salud.Por ello, es necesario tomar conciencia de ello y detenernos, cada tanto, para aliviar esa tensión y hacerle un bien a nosotros mismos. Existen una gran cantidad de técnicas sencillas para hacer un stop y tranquilizarnos.

En la versión digital del diario 20minutos salió un pequeño artículo con una sugerencia en particular para hacer de nuestras vidas más placenteras y libres de exceso de tensiones. Esta idea consiste, en realidad, en un sencillo ejercicio respiratorio que no demandará más de 20 minutos al día, y que se puede practicar en nuestras casas.

El ejercicio que proponen proviene del yoga mental y es de fácil realización:

-En principio, es necesario sentarse en una superficie que no sea ni muy blanda ni dura (una alfombra, por ejemplo). Apoyar la espalda contra la pared y mantenerla erguida. Las piernas, por su parte, pueden cruzarse y reposar las manos sobre ellas. -si esta posición te es incómoda, puedes optar por otra que te sea más confortable-.

-Luego, con una iluminación lo más tenue posible y el menor ruido posible, cierra los ojos para comenzar a enfocar la atención en la respiración: siente como el aire entra por las fosas nazales y llega hasta el estómago, hinchándolo levemente, y luego vuelve a subir hasta ser exhalado -tanto la inhalación como la exhalación se deben hacer por la nariz-.

-La idea de este ejercicio es ir contando, por cada respiración, de a dos, es decir, cuando inhalamos, se cuanta uno, cuando exhalamos, dos, luego en la siguiente respiración, será primero tres y luego cuatro, y así sucesivamente hasta llegar a diez, para volver a comenzar desde uno.

-Se aconseja comenzar con cinco minutos de esta técnica, y luego ir incrementando el tiempo hasta llegar a los 20.

Lo esencial de este ejercicio es no mover el cuerpo mientras se lleva a cabo, la idea es dejarlo en silencio y en quietud para relajar, de manera paulatina, la mente.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz