Relación entre un régimen vegetariano y una menor mortalidad

dieta vegetariana

No es la primera vez que se estudia la relación entre una dieta vegetariana y una mayor expectativa de vida, sin embargo, unos tres estudios recientes no sólo corroboran esto sino que la relación con una menor incidencia de cáncer, diabetes y de trastornos cardiovasculares.

Se sabe que si bien en muchas enfermedades hay una predisposición genética, también cumple un papel primordial el estilo de vida, lo que incluye los hábitos alimenticios, el nivel de sedentarismo, el estrés, entre otros factores.

Un régimen basado en frutas, verduras, granos y alimentos de origen vegetal es perfectamente válido, siempre y cuando se incluyan todos los nutrientes esenciales, aminoácidos, vitaminas y minerales. Así lo han avalado además la ONU, en un informe del 2010, la ADA, entre otras organizaciones.

Veamos entonces un poco qué han concluido los últimos estudios realizados, en principio, en cuanto a la dieta vegetariana y el cáncer.

El cáncer es un mal silencioso que sigue haciendo estragos: uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres padecerá cáncer en algún momento de su vida, ante esta estadística bastante poco alentadora, los hallazgos sobre la influencia de la alimentación en este riesgo no han de ser subestimados.

Más del 30 por ciento de los tumores malignos que se producen en Occidente tienen una raíz en cuestiones relacionadas con la nutrición: obesidad, baja ingesta de hortalizas y frutas, alcohol, abuso de carnes rojas o procesadas, entre otros. Es más, hasta siete de cada diez casos de cáncer podrían prevenirse con un buen estilo de vida, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

En febrero último se publicó un estudio en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention que daba cuenta de la menor incidencia del cáncer entre las personas vegetarianas.

En el estudio, los autores indicaron que se encontró una clara asociación entre el vegetarianismo y la menor incidencia de todos los tipos de cáncer, y que esta asociación fue más notable aún en la dieta vegana (es decir, en la que no se consume nada de origen animal).

Cuando ajustaron los resultados en función del peso de los participantes, para descartar el efecto negativo del exceso de peso en el riesgo de cáncer (el peso de los vegetarianos suele ser menor que el del resto de la población), la mayor parte de los riesgos relativos siguieron siendo estadísticamente significativos, aunque se redujeron de manera notable.

Ello sugiere, para los investigadores, que el peso corporal “puede ser un mediador de los efectos de la dieta“. De cualquier modo, concluyeron que hay razones “para sospechar que las dietas vegetarianas pueden proteger contra el cáncer“.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz