Relación entre la enfermedad periodontal y la diabetes

Hace unos días se celebró otra jornada dedicada a concientizar e informar sobre la diabetes, y esta ocasión ha servido para volver a recordar sobre la gravedad y extensión de esta enfermedad metabólica, que sólo en España afecta a cuatro millones de personas -aunque se calcula hay otro millón y medio que también la padece pero lo desconoce-.

Como en todo, la detección a tiempo es clave, y más que nada para evitar otras consecuencias graves indeseadas. En este sentido, se ha querido difundir que, a veces, una acción tan sencilla de control con un dentista puede servir para detectar la diabetes a tiempo.

Así se ha señalado en un informe presentado por la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes (SED). Resulta que el riesgo de periodontitis en los pacientes diabéticos es hasta tres veces mayor.

Varios estudios han corroborado esta relación en los últimos años, la que es bidireccional: según se ha explicado, no sólo la diabetes aumenta el riesgo de sufrir una patología periodontal, sino que también éstas últimas pueden afectar la diabetes, y perjudicar el control de la glucemia.

Entre otros síntomas, la diabetes provoca una respuesta inflamatoria exacerbada ante las bacterias patógenas que hay en las encías, al tiempo que altera la capacidad de sanación posterior, lo que a su vez acelera el daño de los tejidos de soporte periodontales.

Pero además, otras investigaciones han concluido que la enfermedad de las encías puede iniciar o incrementar la resistencia a la insulina -similar a como lo hace la obesidad-. De aquí que también se tilde a la relación entre ambos problemas como “bidireccional”.

La resistencia a la insulina también está influenciada por otros factores, como ambientales, sedentarismo, una mala alimentación, infecciones y, como se dijo, obesidad.

Así también, otra evidencia ha señalado que los diabéticos que padecen alguna enfermedad periodontal presentan un más pobre control de los valores de la glucemia, al tiempo su riesgo de sufrir enfermedad renal es hasta cinco veces mayor.

Ante toda esta evidencia, desde la SEPA y la Fundación de la SED se alienta a los profesionales especializados en diabetes y a odontólogos a trabajar en colaboración para identificar ambas patologías entre sus pacientes y, de ser necesario, hacer la correspondiente derivación.

Vía 20minutos

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz